Peña Taurina Tendido 10

miércoles, 29 de septiembre de 2010

¿ROCA REY SE CAE DEL CARTEL?

Parece que la corrida de la peruanidad quedaría coja, pues uno de los puntales se caería en las próximas horas, por diferencias con la empresa Taurolima.


Al parecer una corrida fuera de feria, unas semanas antes de la famosa corrida de la peruanidad, sería la discusión. Roca Rey, quien ahora tiene la sartén por el mango, por lo que comentamos hace pocos días, la gran acogida en un publico taurino y no taurino y la gran expectativa que causará su presentación.


Al parecer Simpson también habría sido convocado para esta corrida, sin embargo finalmente habría declinado, para no obstaculizar la novedad de corrida de la peruanidad, previa a la Feria del Señor de los Milagros. Veremos si se confirma este rumor, incluso se sabe que estarían pensando en Paco Céspedes como reemplazo.


La verdad para reemplazar a Roca Rey en este momento, deberían meter a Céspes, convencer la vuelta de Gastañeta, y la soñada vuelta de Freddy, para tratar de palear la posible caída de Fernando. Y aun así no alcanzarían la repercusión mediática que ahora causa Fernando por propio merito.

Sin embargo insisto, Roca Rey aun tiene pendiente una gran labor en Acho con los trastos y el estoque y también el Escapulario. Algo que los antes mencionados si tuvieron, taurinamente ya triunfaron, aunque mediaticamente en el vulgo no taurino no tengan mayor resonancia.

Incluso en la PT 10 cuando vimos esa posibilidad, sería mejor convocar a Gil, aunque español de nacimiento, está plenamente identificado como matador en este país. Como segunda opción incluso sería mejor un mano a mano entre Cubas y Simpson, en fin muchas opciones antes de parchar el tema con Céspedes. PF

Aunque oviamente deseamos que Roca Rey llegue a un acuerdo con la empresa y siga como se anunció.

martes, 28 de septiembre de 2010

VERGÜENZA EN SEVILLA



Fue tal el escandalo en Sevilla el pasado Domingo, que ni en Burladero pudieron tapar la vergüenza.
FUENTE: Sevilla Ni presentación, ni juego, ni toros, ni nada
Vergonzosa 'final' en la Maestranza (Título)

Ahora extraemos un buen artículo al respecto.

FUENTE: http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.com/2010/09/de-que-se-quejan-si-los-trajeron-ellos.html


José Ramón Márquez

Tenían a sus pies el campo bravo. Podían haber dicho Miura, Pablo Romero, Victorino Martín, Dolores Aguirre, Palha, Murteira, Conde de la Corte, Cebada Gago, Conde de la Maza, Celestino Cuadri, Baltasar Ibán, José Escolar, Juan Luis Fraile, Flor de Jara o Moreno Silva, pero dijeron... Zalduendo. ¿No es el más grande Julián? ¿No dicen que puede con todo? ¿Entonces por qué dijeron Zalduendo? Pues ellos sabrán. Por el tipo, dirán ellos, quizás, o más bien por el tiparraco, diría yo.
Ahora, después del naufragio, se andan rasgando las vestiduras porque los toros, los que pasaron, eran bobos y blandos, despojos asquerosos, toros antitaurinos. Con la de viajes que habrán hecho todos ellos a Cáceres, a la finca, que allí se habrán ido en procesión todos los padres, todas las madres y los perritos que les ladren, a darle vueltas a la corrida, que si el veintisiete, que si el burraquito, que si el negro aquél; vueltas y vueltas para caer en la bosta. Toros de Zalduendo, dicen. ¿Toros? ¡Qué va! Toros es otra cosa, que yo los he visto y no son así.
Es que ellos no querían toros, que lo que querían eran unos peluches de cuerda que se prestasen a las paridas ésas que van sembrando por las plazas; lo que querían era material más o menos bovino para hacerle posturas; lo que querían era abusar de unos pobres bichos indefensos y llevarse la gloria y los aplausos por la cara, como acostumbran.
En cierto modo, sin embargo, lo que pasó el domingo en Sevilla es como una venganza del viejo Zalduendo, Don Fausto Joaquín de Zalduendo de Caparroso, como una maldición que caerá sobre quien ha profanado el hierro, la divisa y la antigüedad de una vacada para transformarla en un hazmerreír, en una burla del toro bravo, en un hato ridículo de charoleses de lidia. Y encima, los tíos se ponen dignos y se quejan del ganado, que como están muertos no pueden defenderse y contar las sevicias que con ellos hicieron. ¿Pero de qué se quejan, si los trajeron ellos bajo el brazo

EL TORO POSMODERNO. POR PICASSO

FUENTE: http://solymoscas.blogspot.com/2007/09/el-toro-posmoderno.html

Picasso, como genio que era, se adelantaba a su tiempo. Por eso, para anunciar la modernidad, mostró de forma incansable, a traves de sus obras, el caracter ruinoso de esta, llegando a realizar una apología del escombro. En esto casi adopta una postura posmoderna (mucho antes de que esto existiera) que afirma que la esencia misma del arte es su desaparición...
Así, sin saberlo, simplemente aplicando sus conclusiones a un estudio pictorico sobre el toro, Picasso nos muestra cual es la evolución a seguir por éste en el futuro: la practica desaparición de sus cualidades, hasta quedar reducido a un escombro...



















LA PALMADITA AHORA ES PARA LA EMPRESA

SERGIO TAPIA HELFER


Hace algunas semanas, escribí sobre el revuelo que se armó en la sociedad limeña, por la participación de Fernando Roca Rey en el Reallity Show de Gisela, llamado “Bailando por un sueño”. Como dije anteriormente, ese programa no es de mi agrado, y además me pareció una huachafería que los estamentos taurinos salten hasta el techo con comunicados defendiéndolo por los ataques de antitaurinos por el programa, cuando hay cosas más importantes que defender. Como el nuevo juez de Plaza y todos los sinvergüenzas que ahora lo secundan.

Sin embargo a pesar que no veo ese programa, me basta con salir a la calle y enterarme lo que sucedió cada fin de semana con Fernando, especialmente ahora que está de moda, sale en revistas de modas y programas de televisión. Impacto que catalogaré de positivo, pues de alguna manera está acercando la fiesta del toro que tanto nos gusta, a muchas personas en este país que seguramente tienen ideas antitaurinas sin saber nada o casi nada del tema. Y por ello al ver un torero, que es peruano y que triunfa en la farándula de “Cholliwood”, está levantado expectativa para la próxima feria del Señor de los Milagros. Incluso habrá muchos que se acercaran a la plaza por él.

Y me acordé de un tema muy particular, el contrato de los peruanos dice, que además de sus honorarios, se podrán llevar un bono adicional con la condición de llevar más gente a la plaza. Yo creo que junto con la última corrida, serán la de mayor expectativa y cantidad de de gente. Y Fernando se habrá ganado a pulso su mejoría salarial. Y además está contribuyendo a dar a conocer la fiesta. Aunque tengamos que aguantarnos personas que no saben nada en la plaza, pues es el precio de dar a conocer y siga viva la fiesta.
Aunque me interesa un comino si baila o no bien, me parece positivo que la Feria este en boca de todos. Inevitablemente ello repercutirá si saben marketear el tema. Mi profesión es justamente esa, no hace falta tener dos dedos en la frente y darse cuenta que a Fernando lo podrían poner en medio de varias universidades y colegios de Lima, con promociones como: "sácate una foto con el torero de moda", o cualquier artilugio y al mismo tiempo invitar a todos estos jóvenes neófitos a la plaza. A ver al torero de moda. Que gran manera de promocionar la Feria, la Fiesta del Toro, en una ciudad como Lima que no conoce sus raíces, su música y sus costumbres. Esa es la verdadera forma de combatir a los antitaurinos.

Veremos qué pasa, en las próximas semanas. Y espero que así como entrena todas las semanas para bailar, no descuide su profesión, y esté bien con los trastos y el estoque. Pues valor y raza ha demostrado que le sobra, la calidad en nota alta es su tarea pendiente.

jueves, 23 de septiembre de 2010

DE SANCOS Y MAS

SERGIO TAPIA HELFER

El día de la corrida de Sancos, ocurrió un hecho que paso desapercibido desde las gradas. Pero en el callejón era imposible no escuchar los gritos desaforados y del alma de una conocida periodista y un tal Miñoni del equipo técnico que cuidaba la puerta de ingreso. Y no la dejaba pasar al callejón amparándose en una supuesta autoridad.

La verdad que cada uno sabe como matar sus pulgas. Cuando el T10 fue agredido cobardemente hace unos años, nadie salto por nosotros. Es más, seguro varios se alegraron incluida la periodista. A mi ni me va ni me viene. Sin embrago me veo obligado a trasmitir las palabras en medio del altercado:

Ya es hora que todos ustedes, que están al servicio de un Juez que no sabe nada, se vallan de Acho. Felizmente el próximo año Puga va agarrar la Plaza y todos ustedes se van a ir. Nunca más van poder estar aquí.

Obviamente estos gritos de indignación, salieron del alma. Salieron de lo más profundo se su ser. Será cierto de Puga está juntando con unos inversionistas españoles para agarrar la Plaza. No que estaban peleados a muerte.

Si quiere saber cómo termina este episodio. No se pierda el siguiente capítulo de su serie preferida, "(Rosa salvaje, no) Clavel Salvaje". Una histeria, perdón historia llena de intrigas, engaños y sacadas de vuelta entre los protagonistas y un solo perdedor el público que paga su abono.

lunes, 20 de septiembre de 2010

¿POR QUE EN ACHO?

SERGIO TAPIA HELFER

Una tarde soleada, 10 locos de la PT10, se levantaron de sus cómodas camas, ilusionados para ir a la Plaza de Toros. Desempolvamos los polos de la peña, compramos el vino, llenamos la bota, alistamos las matracas, la corta temporada que nos presenta la Feria del Señor de los Milagros, nos hace soñar con estas corridas de ver más toros. Lastima que nos peguemos una vez más, un portazo. ¿POR QUE EN ACHO?.

Nada auguraba algo bueno, pero alguien inventó una frase: “con los toros nunca se sabe”. Y lo peor que los verdaderos aficionados compramos esta frase. Lo mejor de esta tarde las dos bandas que asistieron, “Juventud de Coracora” y “La Monumental de Ayacucho” fueron lo mejor de la tarde. Además de los pasodobles bien ejecutados, la marinera limeña del final fue lo mejor de la tarde. Y digo lo mejor de tarde en serio. 35 soles para ver toros fueron la excusa para escuchar un poco de música, porque ni toros ni toreros ni nada. ¿POR QUE EN ACHO?.

Ante un público que pitea a los picadores, desordenado, que llegaban tarde como si llegaran al cumpleaños de su compadre, que entraban por cualquier puerta, sin seguridad suficiente en la plaza. Gente que lanzaba cosas al ruedo, piteaba a los picadores por el solo hecho de cumplir su trabajo. Por favor dejen de maltratar la plaza. Dos banners publicitarios colgados en la plaza, como si anunciaran una fiesta “chicha” discotequera. Todos aplauden que hubo buena entrada en la plaza, pero ello no le aporta nada a la Fiesta. Y si van a llevar 9 mil personas, pues muestren un espectáculo digno. ¿POR QUE EN ACHO?.

Un juez de plaza que no sabe nada del reglamento, ni de toros. Se nota que lo sacaron de su casa en su Domingo de descanso, porque vestido sport, solo le faltaron las zapatillas. Apareció José Luis Lamas, usurpando funciones, pues no fue nombrado como director de cambio de suerte por el Consejo taurino. La pregunta es como llegó al palco. Otro que estaba ahí arriba era Salomé con mil papeles. Seguramente todos los permisos para dar pase a la corrida. Todos conseguidos a la 1 de la tarde por Dikey Fernández, en media hora llegó con todo firmado. Buena Dikey eres tan eficiente. Un momento este señor no es periodista. Y seguro “pepelucho” le hizo el taxi y como fueron tan rápido Domingo por todo Lima consiguiendo permisos en entidades en su día de descanso, la carrerita debió ser bien cara. Felizmente salvaron la tarde ($). ¿POR QUE EN ACHO?.

Los novillos, sin casta, sin fuerzas, sin peso, sin pitones. Quién puso las divisas, nunca había visto divisas casi por el rabo. Con razón los matadores se fueron con la espada a cualquier lado menos al morrillo. Ni en Domecq ni en Santa Coloma, como anunciaban. Más parecían tres cuartos de casta, porque rebrincarse en banderillas, rajados sin embestir, sin calidad ni picante, ni nada, otras sangres parecen haber corrido por ahí. ¿POR QUE EN ACHO?.

El venezolano Alejandro Chacón, como novillero es un buen turista. Se vino a pasear por lima, porque la decencia, la vergüenza torera, las olvido en su tierra. Apenas si embaló los trajes de luces. De toreo menos aún, vulgar, sin idea de lo que es construir una faena, sin mando, sin recursos. Su lote fue el peor. El español Emilio Huertas, un poco mejor. Le tocó el mejor novillo de la tarde, que lo desperdició. Le hizo una faena a lo Castella pero sin calidad, y mató a lo camalero de Yerbateros. Los fue a cazar como sea y a pesar de ello le regalaron una oreja. ¿POR QUE EN ACHO?

Finalmente el peruano Emilio Barrantes, se mostró en algo más que una pachanga y demostró que está muy verde aun. El toreo no son piruetas, ni poses, ni nada de eso. Muchos dicen hay que apoyarlo porque es peruano. Y desdé acá lo apoyamos y por ello en lugar de aplaudirlo, le decimos la verdad.

Citar bien al toro, no es ponerse delante y empezar a gritar doblándose sacando el pecho. Pasar el toro no es sacarlo hacia afuera, a metro y medio del pecho, con el pico y luego tirar la muleta para hacer un desplante. Empezar una faena de adentro hacia fuera castigando al toro con doblones tiene una función, no es solo porque Ponce lo hace y todos deben imitarlo. Hacer un pase de pecho, llamado también obligado de pecho, es justamente cerrar una parte de la faena, que ha sido construida teniendo en cuenta las posibilidades del toro. No se trata de imitar al Juli. Y finalmente, para pasar de novillero a matador de toros, justamente requiere la práctica, decisión y conocimiento de los terrenos del toro, para lidiar, torear y matar bien. Cosas que nuestro querido Emilio no demostró. Espero que se supere, apoyar no es apañar. Le deseamos lo mejor, pero tendrá que poner más que ganas en esta profesión, si no quiere ser uno más del montón.

Mención más que honrosa al subalterno de plata Dennis Castillo. Que demuestra hasta el cansancio, que para resaltar en esto, solo hay que hacer las cosas bien. Bregando como se debe, ayudando al matador, poniendo al toro en su sitió en banderillas con un solo movimiento, sin hacer trampas empujando la espada. Poniendo banderillas como se debe. En fin, en el ruedo el que más resaltó.

sábado, 18 de septiembre de 2010

"LOS VERDADEROS ENEMIGOS SON LOS PROPIOS TAURINOS

Savater considera que los enemigos de la tauromaquia son los propios taurinos

Por Agencia EFE

Madrid, 17 sep (EFE).- Fernando Savater es claro: se confiesa aficionado, pero subraya que nunca sería torero; de hecho, considera que la verdadera amenaza para los toros no son los antitaurinos, sino los propios taurinos.

"Me daría mucho miedo" ser torero, asegura el filósofo, pero si quisiera serlo sería como el diestro que saltó a la fama en México hace unos meses: "El hombre salió a la plaza e inmediatamente se escondió, se cortó la coleta y ya nunca quiso torear. Yo creo que sería ese", bromea.

Entrevistado por Efe antes de la presentación en la plaza de Las Ventas de "Tauroética", su más reciente publicación, el autor ha advertido de que la situación generada tras la prohibición en Cataluña es un momento idóneo para debatir sobre el futuro de la fiesta brava, que debe regenerarse para seguir viva.
"Es una oportunidad para regenerar culturalmente a la fiesta, donde los verdaderos enemigos no son los antitaurinos, sino los taurinos, los que la degradan por razones comerciales o de comodidad espectacular", ha dicho.

Savater ha señalado que el hecho de que en las plazas haya toros que les falte peso, fuerza o que estén criados "más para huir que para atacar" degenera en el hecho de que se pierda "la espectacularidad y nobleza" del festejo que se vive en el ruedo.

"Creo que hace falta una reflexión y una protección cultural no simplemente para que no se prohíban (los festejos), sino para que no se cometan ciertos abusos y ciertas formas degeneradas de las corridas que hoy se practican".
El filósofo ha advertido de que si no ocurre esa regeneración, habrá un verdadero peligro que traerá decadencia a la tauromaquia y ocasionará que ésta se convierta en un espectáculo para turistas, que no entenderán mucho de la fiesta y a los que se les pueda dar "cualquier cosa como si fuera verdaderamente tauromaquia".

Respecto a "Tauroética", Savater ha aclarado que no es un libro en el cual pretenda justificar las corridas de toros, a las que considera una fiesta "con una carga simbólica especial", sino un texto "en defensa de la ética" que, ha dicho, sólo tiene que ver con la relación entre los hombres.

"Me parece que los que deben hacer un gasto de dar una argumentación sensata y razonable son los que quieren prohibir una tradición centenaria (...), normalmente se dice que no es moral, que es una crueldad, como si tuviéramos el mismo de tipo de relación con un animal que con un ser humano".
Por ello el escritor ha subrayado que su intención al publicar "Tauroética" es reflexionar en qué consiste la verdadera relación entre hombres y animales.
"Se han convertido en 'animalitos' que han perdido su peso y su poder, porque están todos vencidos. El hombre ha vencido a los animales (...), por eso es más difícil comprender lo que simboliza la corrida de toros", ha puntualizado Savater, quien con ese argumento ha explicado el simbolismo que hay en un festejo taurino.

"Los toros aparecen en una época en la que el animal es un reto y un adversario para el hombre. (La fiesta brava) representa esa fuerza de la naturaleza, esa obstinación de la naturaleza que la cultura y la civilización han tenido que ir venciendo a lo largo del tiempo", ha sentenciado el autor.

Asimismo, ha dicho que ve poco factible que el "Efecto Cataluña" se expanda por España, pues considera que el debate en esa comunidad tuvo otros motivos.
"Me parece que en el Efecto Cataluña, mucho más que la pasión animalista ha existido el trasfondo del tema nacionalista. Eso, al contrario, en otras partes de España funcionaría en sentido inverso, es decir que el nacionalismo sería a favor de las corridas. Dudo mucho que ese efecto se vaya a propagar".

Ya durante la presentación del libro ante los medios de comunicación, Savater estuvo acompañado por Carlos Abella Martín, director gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, y por Agustín Díaz Yanes, director de cine, guionista y amigo del autor.

"Tu palabra es un arma no letal, pero sí muy potente para acabar con la sinrazón de otro nacionalismo que se avergüenza de la fiesta", ha dicho Abella.
"Fernando es un gran educador de muchedumbres. Este libro no es a favor de las corridas de toros, es un libro que desmonta las teorías animalistas, un libro que nadie podría haber hecho más que él, un texto filosófico", ha señalado Díaz Yanes.

"Tauroética" es un texto corto publicado por Ediciones Turpial, bajo la colección Mirador, y en él se evocan los pensamientos y opiniones de distintos autores que han tocado el tema de la relación entre el hombre los animales, analizados bajo la perspectiva de Savater.

LA ULTIMAS DESDE LA MUNICIPALIDAD

Al parecer siguen actuando todos los desterrados sinvergüenzas. El viernes al "caballazo" en la Municipalidad de Rímac siguió operando la mafia que destruirá la Feria del Señor de los Milagros 2010.

Luego de frustrar dos día seguidos la reunión del Consejo Taurino. Ayer por la noche y aprovechando que el representante de la PT10, miembro del Consejo Taurino no pudo asistir, el alcalde habría intentado poner nuevamente a su gente.

Apareció un personaje conocido un tal "pepe lucho" Lamas. Y como lo habíamos anticipado, intentaron ponerlo como director de cambio de suerte para la corrida del domingo de Sancos. Luego ante la negativa fuerte de algunos regidores se frustraron sus intenciones.

Volvieron a la carga con un tal "Feri" Alvarez, también conocido. Pero tampoco pudieron meterlo gracias a la intervención de Regidores honestos y decentes que tratan de defender la legalidad, es decir, El Reglamento Taurino.

Tampoco se han nombrado los veterinarios. No hubo pesaje público, al parecer se dará pase a la corrida de mañana sin veterinarios acreditados y veremos quien aparece en el palco junto al nuevo Juez de Plaza, quien es Notario Público de Lima, sería muy grave que pase por encima del Reglamento Taurino, un documento con Rango de Ley.

Veremos que pasa mañana. Una pena que la Fiesta siga en manos de esta gente que a muchos sacamos luego de duras batallas, y hoy con anuencia del alcalde Leyton, vuelven a posicionarse en lugares importantes de la Plaza.

Una lágrima por la Fiesta, y una preocupación muy grande por la Feria. Seguimos esperando las reacciones de los diferentes estamentos Taurinos y prensa Nacional, pero parece que están muy ocupados en otras cosas muy importantes. Claro cuando tengan que ir por su acreditación o entradas de cortesía, seguramente le darán la importancia del caso.

jueves, 16 de septiembre de 2010

SE BURLAN DEL CONSEJO TAURINO

Se frustró el consejo Taurino. Nos informan que con diversas patrañas se frustró la reunión. Seguramente querrán decir que los Directores de cambio de suerte y veterinarios no se pudieron nombrar. Veremos que pasa el domingo en el palco y en el ruedo.

NAVALON Y LOS MIURA

Alfonso Navalón ya lo contaba hace unos años.
Reproducimos unos artículos interesantes de Alfonso Navalón, donde queda claro lo que es esta ganadería hoy en día.

Fuente: http://www.elchofre.com/chofre2006/

Matar la de Miura no le servirá de nada

Juan Diego debe tener otro futuro

No sé por qué los aficionados impresionables siguen obsesionados con el nombre de Miura cuando a esos toros sólo les quedan las cinco letras de la leyenda. Para el público son muy aburridos porque no tienen casta, viveza, emoción y además se mueven muy poco y se caen o flojean como cualquier vacada comercial.
La leyenda se acabó oficialmente el día de San Agustín de 1947. Ha pasado ya más de medio siglo desde la muerte accidental de ‘Manolete’, en la que tuvo poco protagonismo el célebre ‘Islero’, dos veces afeitado. La última (como consta en numerosos libros) se manipuló la misma mañana de la corrida). ‘Manolete’ era una ruina física y el nerviosismo de los médicos hizo el resto. Pocos días después Pepín Martín Vázquez recibió una cornada mucho más grave en Valdepeñas y anda tan orondo por Sevilla.
Como curioso contraste la ganadería borrega de Atanasio Fernández ha matado últimamente a dos toreros, Joaquín Camino y Manolo Montoliú, sin que a nadie se le pase por la cabeza pensar que los ‘atanasios’ son terroríficos. No me explico en qué puede fundarse alguien para mantener esta leyenda porque los ‘miuras’ suelen salir mansos y cobardones. Están a la defensiva más que al ataque y para colmo hace treinta años echaban en todas las ferias el mayor porcentaje de toros sin peligro cuando el difunto Eduardo Miura les echó a las vacas un toro cárdeno de Santa Coloma que recortó el tamaño y la arboladura de pitones dándole un poco más de movimiento.
Aquello pasó hace treinta años cuando el toro ‘Esparraguero’, lidiado en Sevilla por Adolfo Rojas, salió de ojo a los entendidos por su comportamiento completamente distinto a la tradición de la ganadería. Aquel refrescón hace mucho que perdió sus efectos y ahora ir a ver una corrida de esta divisa equivale a una garantía de aburrimiento por la falta de emoción, la media arrancada y la actitud reservona durante la lidia.
Ya os lo advertí en la pasada feria cuando la empresa incluyó en los carteles esta ganadería confiando en su supuesta fuerza taquillera para despertar el interés del público. Ya vieron lo que dio de sí aquel coñazo. Pero además se cumplió lo que vengo denunciando hace muchos años: Que estos ‘terroríficos’ semovientes se afeitan como los de cualquier ganadería. Normalmente el afeitado lo exigen las figuras. Como en los festejos de Miura sólo intervienen espadas de segunda o tercera fila, aquí no cabe echarles la culpa a las exigencias de los grandes apoderados.
Los dueños de esta ganadería son tan torpes que en vez de fomentar la tragedia que podía darles cartel tratan de evitarla por todos los medios. Ya vieron el escándalo de los pitones que salieron en Salamanca. Aquí no se multó ninguno porque nadie se atreve a desconfiar que un ganadero tan ‘prestigioso’ pueda meterlos en el mueco. En Francia, que son mucho más serios, ya lo han incapacitado varias veces por los abusos del afeitado y esta última temporada han vuelto a concederle el trofeo ‘Serrucho de Oro’. O sea, que la leyenda no tiene ya ningún motivo real para que sigan adjudicándosela.
Para un torero de segunda fila enfrentarse a una corrida de Miura equivale a una de las antiguas capeas donde encerraban los revoltosos moruchos de Guinaldo. De vez en cuando le sale algún toro con la misma embestida tontona y sin codicia de los clásicos moruchos. Como tuvo la suerte de que le pasara a Álvaro de la Calle con uno que ‘medio se dejó’ y el coraje del muchacho puso el resto. Debe tener ya muy poca importancia cortarle la oreja a un miura porque a nuestro torero no le ha servido de nada y ha tenido que empezar esta temporada desde cero.
Si eso fuera una hazaña (que casi lo fue) lo habrían llamado para torear en Madrid. Desengáñense: A Ruiz Miguel después de triunfar matando tantas corridas de Miura sólo le servía para seguir en los carteles de las corridas duras. A Manili le pasó lo mismo. Miura ya no consagra a nadie porque la leyenda es mentira y a la hora de la verdad sólo sirve para el mal rato que pasan los toreros desde que se ven anunciados en los carteles.
Ahora a nuestro artista Juan Diego han tenido el mal gusto de contratarlo para despachar miuras en Teruel. Supongo cómo se le habrán puesto las tripas al verse anunciado. Primero porque un torero de este corte es muy difícil que pueda acoplarse con esa clase de ganado a contraestilo. En el mejor de los casos puede salirle uno sosote y sin peligro que lo deje estar pero no podrá hacer la clase de toreo que acostumbra porque cuando el toro no tiene clase es imposible torearlo con la clase que atesora este torero.
No se trata de ninguna hazaña ni de un reto personal. Es lo que llaman los taurinos una ‘trágala’. El torero no puede rechazar ningún contrato y si hay que ir a Teruel a matar miuras no tiene más remedio que tragar porque en cualquier plaza puede surgir la oportunidad de un nuevo contrato. Pero ni Juan Diego, ni nadie en su sano juicio, se pone delante de esta clase de ganado donde lo probable es no estar bien. Y lo triste es que si corta orejas no le van a servir para nada porque estos moruchos han perdido ya toda su leyenda.
Tampoco esto le debe quitar el sueño. Matar una de Miura ya no tiene la menor importancia. No le van a plantear ningún problema que no vaya a solucionarlo con su experiencia. Que esté lo más decoroso posible y le dé más vueltas a la cabeza. Una tarde más en una feria de segunda. Si corta orejas, bien, y si no, con matarlos ya hace bastante. Juan Diego tiene otro porvenir más claro. Sólo le falta echarle un poco más de corazón.

El cuento de los Miuras

Álvaro de la Calle triunfó con el único manejable

Todos estos días de atrás a través de las retransmisiones por radio y en los coloquios os anticipaba que la terrorífica ganadería de Miura ya no quedaba ni la leyenda, porque hasta los más creyentes se han caído del burro padeciendo las insoportables tardes de aburrimientos de una divisa que sólo vive del nombre. Para colmo, las últimas corridas televisadas, como la de la feria de Bilbao demuestran que esto no tiene nada que ver con el toro de lidia y el cacareado peligro se limita a cabezazos aislados, sin celo ni codicia. Algo moscas deberían estar los aficionados salmantinos porque se registró la peor entrada de la feria.
O sea, que el atractivo morboso de las cinco letras ha dejado de existir y la gente ya se ha dado cuenta. Más de cincuenta años llevan viviendo de la leyenda a costa del pobre Manolete, muerto por accidente en Linares, por un torillo terciado que podía haber sido igual de Carlos Núñez o cualquier otra divisa comercial de las que imponía Camará.
Manolete estaba aquel año tan débil, tan deseoso de retirarse que lo pudo matar igual un traspié en la escalera o un empujón de una moto. Manolete era una ruina física aquel verano del 1947. Le había cogido gusto a los placeres de la vida y además estaba entregado físicamente al apasionante amor de Lupe Sino, por lo que su débil anatomía no aguantaba más. Quería irse al acabar la temporada.
Pero la ambición de Camará lo empujó a Linares, donde ‘Islero’ se encargó de rematarlo, y los médicos hicieron el resto con su nerviosismo al verlo con la femoral partida. ‘Islero’ no fue ningún toro terrorífico. Lo habían afeitado días antes en una plaza del norte y esa misma mañana, Domingo Dominguín, por orden de su hermano Luis Miguel, volvió a darle fiesta con la serrucho.
Desde entonces, Miura ha dejado de figurar en la lista de los toreros muertos. Todos los toreros caídos desde entonces han sido de cornadas comerciales, de toros suspuestamente bobalicones. O sea, que el cuento del Miura ya no es posible mantenerlo en pie. Sin emoción, ni peligro Estos animales de carne, sin las hechuras y proporciones del toro bravo, son feotes, zancudos, altos de agujas y con pezuñas de buey. Nada que ver con la finura del toro bravo.
Esta ganadería fue el capricho de un acaudalado sombrerero que quiso figurar en los carteles y compró una punta de vacas cerras, de esas que andan salvajes por los montes. Al principio tenían peligro, violencia y listeza. Ahora ya han visto que son unos armarios con cuernos que sandulean al paso alrededor de los toreros, pegando hocicazos. No sirven cara a hacer las faenas de sesenta pases que está acostumbrada la gente, porque a los treinta pases se ponen a la defensiva.
Tampoco sirven para la emoción o para asistir el tendido porque ya no se comen a nadie. Embisten como borricos y además salen muy flojones. Ayer se cayeron bastante y alguno fue muy protestado por su endeblez. El primero desarmó a Zotoluco en los medios y no hizo ni intención de perseguirlo. El tercero cogió de lleno a Álvaro de la Calle y se fue de largo buscando la puerta de los chiqueros.
El ganadero del oratorio Cuando un fabricante de coches quiere saber lo que tiene, asiste a las pruebas de velocidad y resistencia en los circuitos. Cuando un jamonero vende una camada le gusta comprobar lo que opinan los gurmets al servirlos en la mesa. Los Miura no se han acordado nunca de asistir a una corrida suya para tomar nota de lo bueno o de lo malo y tratar de mejorarlo.
El último Eduardo Miura me contaba en los años 60 que jamás había visto lidiar un toro suyo. Cuando llegaba la hora de la corrida se recluía en el oratorio para rezarle a la Macarena pidiendo que no le pasara nada a los toreros. O sea, que estamos antes una ganadería dejada en manos de la Virgen y como la Virgen anda ahora tan ocupada con las correrías de Carmina Ordóñez no cabe duda que esta ganadería está dejada de las manos divinas.
Cuando me contó estas cosas el viejo Eduardo en un hotel de lujo sevillano empecé a barruntar que la ganadería no tenía ni pies ni cabeza. Para empezar, no permitía la entrada en Zahariche de ningún periodista y le gustaba trabajarse el misterio. A pesar de nuestro excelente trato, jamás pude asistir a un tentadero. Le gustaba jugar al misterio. Pero no sé qué misterio puede haber en una ganadería para uno como yo, que he recorrido, vivido y toreado en cientos de ganaderías.

En Zahariche habrá cercado de vacas y de machos, como en todas partes, y aunque la plaza sea cuadrada la tienta se hará como en todas partes. Otro cantar será lo que se apruebe y lo que se deseche. A juzgar por los moruchones sosotes que vimos ayer, las tientas de Miura no deben ser muy exigentes porque llevan muchísimos años sin lograr que salgan de estos borriqueros y esos cabezazos que a los toreros no les sirven para rematar los muletazos ni dan emoción al público. Hubo una época lejana en que las grandes figuras mataban siempre una corrida de éstas en las grandes ferias.
Después le han puesto la cruz y las camadas de Miura han quedado para ciertos especialistas en regates y vueltas que las pasaportan con la técnica de las capeas, salvo las contadas veces que sale alguno con sosota nobleza y pueden hacerle faena. Sin salir de Salamanca ayer habría dado más juego y más emoción una buena moza del Cura de Valverde. Confieso que este detalle de la empresa por satisfacer la curiosidad de algunos signifique la despedida definitiva de esta moruchería en nuestra plaza.
Esto no tiene nada que ver con el toro bravo. ¡A por todas! No es cosa de ocuparse de Zotoluco y Padilla, dos valientes curtidos hartos de padecer esta divisa. Los dos hicieron lo que pudieron y salvaron con decoro el compromiso. El héroe de la tarde fue Álvaro de la Calle, que salió con una tranquilidad pasmosa y no se dejó vencer en ningún momento por la leyenda. Ya vimos cómo algunos banderilleros tiraban los palos despavoridos o pasaban en falso porque, repito, que la leyenda sigue pesando y sólo pronunciar el nombre se le encoje a muchos el corazón.
Álvaro salió toreando de capa con la decisión de dos largas de rodillas, luego a la verónica y después en un quite por navarras. O sea, que le había perdido el respeto y salía a triunfar como fuera. Estuvo cerca y confiado a pesar de la sosería del toro. Resultó cogido y otra vez al tentar a matar con agallas salió por los aires. No se amilanó. La vuelta al ruedo (creo que la única de toda la Feria) fue el preludio de la oreja del sexto. Un toro tontorrón que embestía sin brío y al que el chaval tuvo que echarle coraje y seguiridad para que la faena no resultara insulsa como el toro. El torero ha dicho que es preciso contar con él. Que está dispuesto. Adiós Y ahora a descansar.
Este año no voy a la Feria de Logroño, donde tantos amigos tengo. Ahora toca descansar de este trajín agotador de las crónicas, de radiar las corridas y de la tensión de los coloquios multitudinarios. Quiero agradeceros a todos vuestra fidelidad y esa generosidad de pasar las madrugadas escuchándome.
Anoche me desafió un tertuliano que si me esnifaba alguna raya de coca, porque si no es imposible que aguantara. Mi única droga ha sido una sola copa para refrescar la garganta en las casi tres horas de coloquio. Ahora me esperan las siestas largas y la buena vida. Y a ver si consigo poner sosiego en esa otra lidia difícil de andar por el mundo.

Miura, indicios de serrucho

Afirman que la corrida de Sevilla estaba afeitada

Después de haber visto tantas cosas por esas plazas, todavía me sorprendo que algunos críticos y nuevos aficionados se sorprendan de cosas que uno está harto a ver hace más de treinta años.
Entre las muchas indignidades que han pasado en la reciente Feria de Abril, el personal se rasga las vestiduras porque la corrida más roma de pitones y con más claras muestras de haber pasado por la 'peluquería' haya sido la del 'legendario y terrorífico' hierro de Miura, cuyo cartel lógicamente debería mantenerse a fuerza de seriedad y respeto. Que los toros den miedo. Al torero y al público.
Si a un manso de Miura le cortas los pitones, no es más que un buey pegando cabezazos. Resulta que Miura lleva muchos años afeitando y nadie se atreve a decirlo ni a creerlo. ¿Cómo Miura va a hacer esas cosas? Resulta que la semana pasada leí por pura casualidad una crónica de Javier Villán en 'El Mundo' y se escandalizaba de que la corrida ofrecía «evidentes signos de haber sido manipulada» y luego, en el texto, repetía que los toros salieron con los pitones escandalosamente romos.
Resulta que a medida que pasaban los días, testigos presenciales me cuentan lo mismo. También recibo llamadas de fuera, donde aficionados de toda solvencia se indignan que Miura se atreviera a afeitar tan descaradamente nada menos que en La Maestranza. Para colmo, el pasado jueves vinieron a verme a El Berrocal quince amigos ecuatorianos que después de ver la semana de Farolillos no me hablan de El Juli, ni de José Tomás, ni de Finito. Lo que más les impresionó fueron los escandalosos pitones de los miuras.
Entre ellos venían un ganadero y el periodista de mayor prestigio de Quito. Para que el lector se haga la idea de que eran gente documentada sabiendo lo que dicen y dicen, que si la corrida no hubiera estado afeitada hubieran ido a la enfermería varios toreros, empezando por Padilla, al que uno lo cogió por el cuello para matarlo. No lo vi. Porque ya digo que uno se cuida y siendo esta 'legendaria' ganadería lo menos parecido a un toro de lidia no me tomo la molestia de encender la televisión sabiendo el rato tan desagradable que voy a pasar viendo semejantes moruchos.
Aparte de que la triste historia de los toros afeitados de Miura es más vieja que la orilla del río, aunque algunos no se atrevan a decir lo que están viendo porque lo consideran un tema intocable. Pasa lo mismo con José Tomás. Como todo el mundo está impresionado con ese mito publicitario, nadie se atreve a señalarle defectos tan evidentes como su falta de temple y los innumerables enganchones de sus medios pases. Algo que si lo hiciera otro torero lo crucificarían. Lo mismo pasa con Miura y salvo algún crítico honrado o algún aficionado valiente, nadie es capaz de reconocer lo que está viendo. Porque la fiesta vive de los mitos. Y los mitos son intocables. Tiene que pasar mucho tiempo para que al personal se le caiga la venda de los ojos. Así pasó hace unos pocos años cuando conmemorando el cincuentenario de la muerte de Manolete, las televisiones nos ofrecieron reiteradamente sus mejores faenas. Los aficionados de ahora ante el testimonio aplastante de lo que estaban viendo no se explicaban cómo se seguía venerando a un torero con tantos trucos y tan ventajista. Antes de llegar el 'tomasismo', si a cualquier torero se le ocurre torear como lo hacía Manolete, el público lo habría rechazado. Pero a Manolete lo mató un Miura y eso lo salvó del olvido y de las críticas.
Desapareció la cabeza. Los verdaderos aficionados saben que el toro 'Islero' causante de la tragedia estaba afeitado ¡dos veces! unos días antes en San Sebastián, donde no llegó a lidiarse y otra la misma mañana de la tragedia a manos de Domingo Dominguín, entonces apoderado de su hermano Luis Miguel, que también toreaba aquella tarde en Linares.
Domingo Dominguín ha reconocido muchas veces ese hecho y siendo gran amigo mío me contaba los pormenores de una fechoría que sería objeto de otra crónica mucho más extensa y sorprendente que ésta. El lector sensato se dará cuenta que muerto Manolete, la cabeza del toro 'Islero valdría una fortuna para cualquier coleccionista y sería un trofeo importantísimo para conservarlo en cualquier museo.
Sin embargo, lo primero que hizo Camará fue hacer desaparecer la cabeza mientras a su torero lo operaban a vida o muerte. Imaginaos cómo estarían los pitones para que el apoderado del torero en medio de la tensión de la tragedia estuviera pendiente de quitar de en medio lo que hubiera sido vergonzoso contemplar. O sea, que las actividades serrucheras en los terroríficos pitones de Miura vienen de muy antiguo.
Ya ven que hay una prueba palpable de hace más de medio siglo. El gobernador de Burgos Los que se han tomado la molestia de seguir mis crónicas a lo largo de las últimas décadas recordarán una que se publicó en 'Pueblo' sobre el escándalo de una miurada en la feria de Burgos. Aquello fue tan exagerado que lo denuncié en grandes titulares exponiéndome a una querella por supuestas injurias porque Miura seguía siendo intocable.
Pero yo estaba seguro que no se atreverían a llevarme al juzgado porque contaba con el respaldo de una muchedumbre de aficionados que al terminar la corrida se agolpó para 'obligarme' a decir la verdad porque estaban dispuestos a ir de testigos donde hiciera falta. Lo más triste es que por la noche en el coloquio del 'Círculo Católico' se me echaron los carcas retrógrados encima y decidieron que no volvieran a darme coloquios en la capital de Castilla.
Diez años tardé en volver. También, como en Linares, las cabezas desaparecieron, pero esta vez por orden del gobernador, que casualmente era un amigo. Nada más llegar al hotel lo llamé para cerciorarme de que habían levantado acta y enviado los pitones a Madrid para la sanción. Cuál no sería mi sorpresa al decirme si estaba loco: «Siendo yo el gobernador cómo voy a consentir el escándalo que en Burgos han afeitado una corrida de Miura. Los pitones ya están en el basurero...». O sea, que a estas alturas sólo algún ingenuo y el vergonzoso silencio de los críticos más influyentes pueden ocultar la evidencia del historial del afeitado de los toros de Miura.
Ahora se han echado las manos a la cabeza los últimos espectadores de La Maestranza. Porque nadie comprende que un ganadero cuyo cartel se basa en la lejana tragedia sea tan torpe de cortar cuando lo rentable sería echar los astifinos como puntales para mantener el morbo. Atanasio Tanto es así que los borregos de Atanasio tienen en los últimos tiempos una leyenda más negra que la de Miura. Ahí están los casos de Joaquín Camino y Manolo Montoliú. Al hermano de Paco Camino, en Barcelona, y a Manolo Montoliú, en Sevilla. Joaquín Camino era un subalterno inteligente y prudente. Justito de valor, no hacía heroísmo y arriesgaba lo menos que podía.
Un supuesto borrego de Campocerrado, de los que exigen las figuras por su falta de casta y temperamento, le quitó la vida en un instante. El inolvidable Manolo Montoliú era un profesional completo, sobrado de valor y facultades. Con diferencia el mejor banderillero de los últimos tiempos y precisamente ejecutando la suerte en la que era un maestro, otro Atanasio le partió el corazón y llegó muerto a la enfermería. Mientras tanto, los 'terroríficos' miuras llevan cincuenta años dando topetazos de moruchos, sin que salga ninguno con la fiereza y el temperamento de un toro.
No es el peligro espectacular, es el comportamiento cobardón, cuyo cartel sólo mantiene una lejana leyenda y la psicosis del público y de los toreros. He visto muchos moruchos de media casta en las capeas con más emoción que los de leyenda negra. A Miura le ha ganado en cartel y dinero un cateto de Galapagar sin ninguna tradición ganadera, pero mucho más listo.
Si Victorino, que también fundamentó su cartel con el terror, cría ahora borreguitos dóciles y como es notorio les corta los pitones cuando se los torean las figuras,no es de extrañar que los miuras, muchísimo más torpes, practiquen también el fraude con el agravante del descaro de Sevilla. Es una vergüenza que a los ganaderos que nos matan las corridas las figuras no tengamos más remedio que afeitarlos si los queremos vender y que divisas como la de Victorino y la de Miura, que podían presumir de honrados echándolos en puntas, pasen por la humillación de cualquier mercachifle de Jerez.
Pero la triste realidad es ésa. Miura ha lidiado en Sevilla los toros más escandalosamente romos de toda la feria y cualquier borrego de Atanasio tiene más peligro que el cuento de Miura. Los hechos cantan y lo demás son ganas de contar mentiras.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

CONSEJO TAURINO HOY CITADO DE EMERGENCIA

Ayer la Municipalidad del Rímac en horas de la noche, y luego de nuestra denuncia en el blog, ha convocado al Consejo Taurino. Seguramente para nombrar a los directores de cambio de suerte y veterinarios, y quieren proponer a varios sinvergüenzas.

Hoy se dejará sentada la posición del representante de la Peña Tendido 10 en el Consejo Taurino, el total desacuerdo con el nombramiento Juez Loayza. Aunque sabemos que es potestad del Alcalde. Sin embargo lucharemos con los pocos aliados que hay dentro de la Municipalidad, para tratar de vetar a los sinvergüenzas que se están metiendo entre los palos.

martes, 14 de septiembre de 2010

MILAGROS SEÑOR, UNA FERIA POR FAVOR

SERGIO TAPIA HELFER

Esta no será la Feria del Señor de los Milagros, mas bien esperamos el Milagro del Señor para esta Feria. Seguimos esperando que la empresa Taurolima, o algún estamento taurino se pronuncie sobre este Juez nombrado por el alcalde Leyton. Toda la mafia a su alrededor ya se activó y empezó a operar.

Vamos a ver quienes son los directores de cambio de suerte para este domingo en Acho. Pues su nombramiento depende del Consejo Taurino y este no ha sesionado. Así que veremos como actúan los sinvergüenzas que ya operan.

Este domingo en Acho en la novillada de Sancos, nos veremos las caras. Y estaremos observando cada paso de esta gentuza, pues no cabe duda esto es el ensayo general previo a la Feria del Señor de los Milagros.

Me sorprende que Taurolima, tenga presupuestado arriesgar un millón de dólares en toros, toreros, etc. Y no haya pitado hasta el techo después de Leyton con anuencia de la prensa sumisa, haya causado él último atropello a la Fiesta de este país.

Srs. Villafuerte, esto va contra su inversión. O quieren una fiesta devaluada, donde todos los matadores digan que el Escapulario le toca al mejor postor, que las orejas se venden por docenas. Y en Lima solo hay que arreglar a 4 sinvergüenzas para salir en hombros. Estos miserables les estan fregando el negocio.

A los periodistas que no dicen nada contra el Juez, que pasa, ¿los tienen arreglados?. A los aficionados defensores de la fiesta, preocupados por los antis, no se dan cuenta que los primeros antis están sentados a su costado. Los verdaderos antis tiene nuevamente poder en la Plaza, son el juez, los veterinarios que nombraran, los del equipo técnico y todos los sinvergüenzas. Los verdaderos antis los avalan su notorio silencio. Un silencio cómplice que solo atina a sonreír hipocritamente, a saludar a todos y comentar de sus sueños de la Feria perfecta que ellos o su grupo si podría organizar mejor que nadie por los siglos de los siglos, amen.

La plataforma, la peña los erales, Las Moyano y todo ese grupete de amigotes recontra huachafos, que salen defender a capa y espada, con comunicados, berrinches y rabietas a Fernandito Roca Rey, y discuten cada noche de sábado si bailó bien o no. Pero cuando nombran un Juez que de toros y del reglamento Taurino no sabe nada, brillan por su ausencia.

O será que los que le regalan tentaderos, entradas, saludos, flores, almuerzos, etc, están muy contentos con esta mafia. Pues saben que la impunidad de los pitones afeitados, la mañoseria de hacer ganador a un toro que no pelea en varas, y poner pesos que no corresponden, son actos necesarios en nombre de "sacar adelante la feria". Srs. Villafuerte no se dejen engañar por del saco con clavel. Y sus supuestas patrañas de peleas entre ellos, cuando al final todos operan digitados desde un solo lugar.

Un Milagro Señor, una Feria que esperábamos supere la del año pasado, parece que ya va decayendo y no por los carteles y los toros. Sino por este cáncer que sigue agarrado y se rehusa a morir. Avalados por gente con poca afición, que les encanta su billete antes que la Fiesta, disfrazados de ganaderos, periodistas, y abonados.

lunes, 13 de septiembre de 2010

HOY TOREA PAULA Y DOS MAS

FUENTE: Toros ABC

Enviado por: Baldomero Cáceres

«Yo he toreado con las fatiguitas de la muerte»
En los cincuenta años de alternativa, se sincera con ABC y reflexiona sobre la historia del toreo, su concepto de la Tauromaquia y los diestros de hoy
FERNANDO CARRASCO / EL PUERTO DE SANTA MARÍA
Día 12/09/2010

Su porte le delata. Nada más verlo aparecer por la puerta del hotel sabe uno que tiene que ser torero. Sus andares, maltrechos por mor de las malditas rodillas, se tornan majestuosos apoyados en el bastón. Pero la figura erguida, el cuerpo hacia delante, como si citase al toro dando el pecho. El cabello, otrora azabache, está salpicado por vetas cárdenas que le confieren aún más ese aspecto de maestro. Lo que es. Alrededor del cuello, una toalla. Sí, una toalla, como leen. ¿Genialidad? Genialidad, a qué dudarlo

Rafael Soto Moreno. Rafael de Paula en cada tarde de ensueño en cualquier plaza de toros. Oro en su alternativa. Cincuenta años desde que, un niño todavía, se acarteló nada menos que con Julio Aparicio y Antonio Ordóñez en Ronda para doctorarse en Tauromaquia. El torero de las muñecas prodigiosas, de la cintura imposible y del temple de los elegidos. Capaz de la gloria y del infierno. «Claro que he reparado en que se cumplen cincuenta años de mi alternativa —señala cuando se le pregunta por la efemérides y pide a la camarera una cerveza “que sea cruzcampo”—. Claro que sí, porque soy el enfermo».

¿Recuerda aquel día? Pregunta ingenuo el periodista. «Me parece que fue ayer. Tenía 20 años. Llevaba la plaza de Ronda Pepe Belmonte —hace una pausa y le da una calada larga al cigarrillo—. El día antes toreé en Tánger la última novillada. Llegué de madrugada a Ronda. Me llevaba entonces Bernardo Muñoz, “Carnicerito de Málaga”, que después fue mi suegro. Él era muy amigo y quería mucho a Antonio Ordóñez. Y Ordóñez le ofreció a Bernardo que yo tomase la alternativa ese día. Fue por iniciativa de Ordóñez». Nueva pausa y mirada perdida al cielo. «Para mí era una ilusión, una satisfacción, un orgullo que me dieran la alternativa esos dos grandes toreros».

E inicia el paseíllo del recuerdo de aquella tarde. «Fue una corrida de toros de Atanasio Fernández, que entonces lo mataba mucho Antonio Ordóñez. Los maestros Aparicio y Ordóñez estuvieron muy bien. Yo, al de la alternativa, castaño, le corté una oreja. Y al sexto las dos. Pero Ordóñez estaba en su casa. Y pidió el sobrero y le cortó todo… supongo que sería “pal” puesto de la gandinga (en Jerez se llama así a los puestos de casquería)».
Las columnas del toreo
Y entonces la charla —me niego a llamar a estas líneas entrevista— da otro giro. Inesperado, como ha sido el toreo de Rafael de Paula. Saca un folio que trae. «Esto es, sencillamente, mi conocimiento del toreo». Hay escritos nombres. Una lista parece. «El toreo —continúa el maestro— se compone de columnas. Las columnas tienen capitel y basamento. Los capiteles de estas doce columnas los componen estos toreros». Y me enseña la lista y me la da para que me la quede. Transcribo tal cual viene escrito: «Joselito el Gallo “Gallito”, Juan Belmonte García “El Pasmo de Triana” (los dos, José y Juan, protagonizaron la Época de Oro del toreo, así reconocida para los restos), Manuel Jiménez “Chicuelo”, Félix Rodríguez, Fermín Espinosa Saucedo “Armillita Chico”, Joaquín Rodríguez Ortega “Cagancho”, Domingo Ortega López, Silverio Pérez Gutiérrez, Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”, Antonio Mejías Bienvenida, Luis Miguel Dominguín y Antonio Ordóñez Araujo».
Tras repasarla al alimón, se arranca de nuevo el maestro. «Estos son los capiteles del toreo de todo el siglo XX. Ahora, el más grande, porque tenía o poseía las mejores condiciones de todos, sobre todos los demás, Joselito el Gallo. Ése es el mejor torero que ha parido madre de todos los tiempos. Ése es mi conocimiento y a la conclusión que llego». Y tiene argumentos, «en plural», para sostenerlo. Cuenta una anécdota. En una tertulia, se acercó a Andrés Martínez de León. «Yo sabía lo gran pintor que era. Le dije, “don Andrés, ¿me puede decir cómo eran Joselito y Belmonte?” “Mira, chaval, me dijo, a Belmonte lo entendías tú como todo el mundo. A Joselito no”. Belmonte era humano y Joselito no, de otra especie».
Otra más. Ésta de José Flores Camará y Manolete. «Camará era muy de José y se llevaba todo el día hablando de él. Y un día le dice Manolete, vistiéndose de torero: “Don José, ¿tan bueno era Joselito que todo el día se lleva hablando de él?” Y le responde Camará: “Cómo sería, que si viviera, tú no te vestirías de torero”. ¡Y se lo estaba diciendo nada menos que a Manolete!».
Le comento que José Gómez Ortega, empero, tenía una concepción muy distinta a la suya. «Soy objetivo —me responde—. En ese papel hay toreros de un corte muy distinto al mío. Pero eso no deja de ser y de reconocer la verdad, y entender lo que es el toreo en definitiva. El toreo se comprende de conceptos, y en ese concepto hay que ser objetivo y reconoce que los toreros llamados poderosos forman parte del arte del toreo».
Y entonces vuelve a hacer una larga pausa. «La palabra más hermosa y bella que yo he escuchado fue en una serie de entrevistas que hizo Joaquín Vidal a toreros. A Domingo Ortega, le preguntó: maestro, ¿qué es el toreo? Y respondió, “un arte”. Y a continuación: ¿dónde está el toreo? Contestación: “En las palmas de las manos”. Eso es lo más maravilloso que he escuchado. Y ha pasado como un torero poderoso. Pero el toreo está ahí, en las palmas de las manos». Y abunda: «Porque el toreo es arte. En el toreo no hay toreros artistas, hay toreros de arte. Los artistas son los que trabajan en el circo. ¿Torero artista? No hay, y no se puede usar esa palabra para denominar al torero. Toreros de arte o con arte. Pero no artistas».
¿Y con qué toreros de esa lista se identifica más Rafael de Paula? «Más con el que es humano, con Juan Belmonte. Y con Manolete. Yo, por lo que poco que sé, podía alcanzar a Belmonte, a entenderlo y comprenderlo. Y a Manolete, el de mayor profundidad torera y el que mejor ha toreado. Una cosa es ser buen torero y otra torear bien. El que mejor ha toreado de la historia ha sido Manolete».
Pero llega el momento de hablar de Rafael de Paula, no de los demás. Le digo que él ha sido un gran torero y me quedo de piedra con su respuesta. «Yo no he sido nada. Yo, solamente, he sido, mire usted, un ave que he emigrado y he podido llegar al sitio y luego he podido volver. Un ave que ha hecho ese viaje y he vuelto con muchas fatigas y en estado agónico».
No puede ser. Le digo que difiero con esa definición, que tiene precisamente el toreo en las palmas de sus manos, de sus muñecas, y de nuevo la respuesta es digna de un genio, de alguien distinto a todo y a todos. «Míreme a los ojos —se le humedecen—: yo he tenido el toreo en mis manos en dos ocasiones, y se me ha ido. Por eso no soy nadie. Y eso es imperdonable. Para un profesional es un fracaso».
El partido paulista
«Después del toro de Vista Alegre… yo lo cuajé. Todos los periódicos hablaron de mí. Me acuerdo que entonces, en el Ruedo antiguo, escribía don Antonio Abad y tituló su crónica: “Ha nacido un partido taurino, el paulista”. Aquella tarde salí a un toreo a nivel nacional. La otra tarde fue en otoño del 87, en Las Ventas, el toro de Martínez Benavides. Luego me llamó Canorea y me propuso matar los seis toros del 12 de octubre en Sevilla. El de Fermín Bohórquez se lo brindé a Francisco Montero Galvache. Luego, por circunstancias, yo no he podido dar todo lo que llevo dentro, por mis facultades físicas, y no quiero agarrarme a eso. He estado a merced de los toros, no porque no supiera, sino por mis rodillas. Yo tengo más valor que El Espartero. Pero desde 1971, que estoy operado de las rodillas… ahí se acabó mi vida».
Y continúa en un monólogo estremecedor. «Yo me he puesto delante del toro con las fatiguitas de la muerte. Los tobillos se me hinchaban. Me he defendido como he podido gracias a que tengo unos brazos muy buenos y a mis muñecas. Estoy vivo. Es muy difícil ejercer esta profesión en mis condiciones. ¿Y por qué lo he hecho? Porque necesitaba comer y dar de comer a mis hijos». Habla y reflexiona. Se para a pensar. «Las muñecas más prodigiosas del toreo han sido las de Rafael el Gallo, y las de Manuel Jiménez “Chicuelo”. Rafael, de salida, hacia unas cosas con el capote a una mano…»
Es Rafael de Paula. Una conversación para llenar las páginas de un periódico entero. Han pasado cincuenta años de aquella alternativa en Ronda y el toreo que tiene en su mente, en sus sueños, lo sigue teniendo también en las palmas de las manos.
«Tomás, de los que casi saben torear»
Hablamos del toreo actual. Es tajante y claro al definirlo: «Está mal. Yo no he visto una cosa más infame». ¿Tanto ha degenerado? «Eso me pregunto yo», responde. «Yo no sé ná. El que menos culpa tiene es el torero. Más la culpa es del público, los periodistas… los toreros no tienen la culpa de haber nacido en esta época. Ahora, se tienen creído que son… y son tablas, tablones. Los toreros hacen lo que pueden y saben».
«Si tengo que nombrar a un torero de hoy, porque me gusta su carácter y su forma de ser como hombre, porque casi sabe torear, ese es Tomás (José Tomás). Yo he estado con él dos o tres veces y lo he visto torear, antes de esta reaparición. Tomás no es hombre ambicioso. Se arregla con poco, vive en un adosado. Me gusta por eso, por su forma de ser y su carácter. Ha vuelto, yo no lo he visto, pero él sabe muy bien lo que hace, lo tiene muy claro y no hace gala de nada. Es torero que desde que ha reaparecido es el que manda con mucha distancia de los demás, y ¡sin saber torear del todo! ¿Cómo serán los demás? Los demás hacen lo que pueden y saben. Como no dan más porque no saben, ahí están. Yo sé que hay algunos que están ricos, pero como esos doce… y creo que sé algo de esto…»
¿Y Morante? También habla del de La Puebla del Río. «En los escasos seis meses que estuve con él he hablado de toros, de vacas, de toreros, de toreras; de lo divino y humano. Y ya está. Y le deseo a Morante, de todo corazón, lo mejor».

¿QUE ES TOREAR?, POR FEDERICO ALCAZAR

FUENTE: http://eltoroporloscuernos.blogspot.com/2010/09/que-es-torear-por-federico-alcazar.html

Crónica de la corrida celebrada en Madrid el 3o de Septiembre de 1923, con dos toreros temerarios -Gitanillo y Silveti- y un estilista -Márquez-. Federico Alcázar, desde el Imparcial, titula la crónica `¿qué es torear?´.

¿Qué es torear? La respuesta no puede ser más clara y sencilla: torear es dominar al toro. ¿Y cómo se domina al toro? Pues por medio de la inteligencia o de la sensibilidad. La maestría o el arte. Joselito y Belmonte. Y para hacer esto, ¿qué se necesita? El valor. Sin la cantidad precisa de valor no se puede desarrollar el arte y la sabiduría que un torero lleva dentro. Luego para torear hay que estar cerca de los toros: pero... no todo el que está cerca del toro torea. ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque puede tener valor, pero faltarle arte para producir el entusiasmo de lo bello e inteligencia para suscitar la admiración de la sabiduría. Estando cerca producirá sustos, pero nada más. La emoción es otra cosa aparte y distinta. Ahora mismo luchan un león o un tigre con un toro. El público siente la proximidad del peligro, la inminencia de la muerte. El miedo se apodera de los espectadores, y la lucha es un susto continuo. Por fin vence el más fiero o el más fuerte, y el público, instintivamente, aplaude. Si en vez de un animal colocáis a un hombre, entonces el susto es mayor y el entusiasmo de la victoria es más grande. Se trata de un semejante nuestro, y hay en el contagio una emoción de humanidad que nos conmueve profundamente. Este es el caso de Gitanillo. Se trata de un hombre que, con la menor cantidad posible de inteligencia y de arte, lucha y triunfa con los toros. Es el valor que suple todas las deficiencias y salva todos los peligros. Y esto es siempre estimable y gallardo. Donde esté un torero valiente allí puede estar Gitanillo hombreándose con él y tuteándole. Muy pocos le habrán aventajado; ninguno será capaz de superarle, hoy por hoy. ¿No es éste su mayor elogio? Hace poco más de un año era un modesto novillero; hoy es un torero lleno de gloria y de dinero. ¡Valor, valor, divino tesoro, cuántos milagros se hacen con tu esfuerzo!

El domingo tuvo Gitanillo la suerte de tropezar con dos toros bravos, nobles y pastueños, y en ellos estuvo tan valiente con la capa, la muleta, y el estoque, que cortó la oreja del tercero, y hubiera cortado también la del sexto si no siente miedo al matar el último, y pincha varias veces y de mala manera.

Yo no puedo aplaudir aquellos lances de capa y aquellos pases de muleta sin arte, sin gracia, sin gusto, sin inteligencia y sin destreza. Es algo que repugna a mi sensibilidad. Aquella figura desgarbada y violenta me da una sensación de malestar que no puedo reprimir. Por no tengo más remedio que inclinarme ante aquella decisión, aquella voluntad, aquel deseo de agradar y aquella tremenda valentía que puso en toda su labor. Esto es lo honrado y lo noble, y yo lo aplaudo sin regateos.

Sin llegar a Gitanillo, también Silveti estuvo extraordinariamente valiente en el cuarto, que era una idealidad. Claro es que con aquel toro hubiera sido un crimen el estar cobarde. Silveti, que ya que tampoco podía dar de sí otra cosa, dió su valor, que como el de su tocayo Don Juan, es bien notorio. Con la muleta y el estoque estuvo a la misma altura. En cambio, en el primero dejó mucho que desear. Unos lances incoloros y varios mantazos de aliño para un pinchazo, media tendenciosa y otra delantera y atravesada.

La suerte no es para quien la busca. Esto es lo que diría Márquez al ver salir por los chiqueros las peras en dulce de Gitanillo y Silveti y tropezar él con dos mansos, de los cuales hubo que foguear al primero y hacerle cumplir a fuerza de acosarlo, al segundo.

Y, sin embargo, lo más artístico, lo más fino, lo más torero que se hizo en la plaza fué lo de Márquez. ¡Como que era el único torero! Por eso, para mí, lo mejor y más estimable de la corrida fueron aquellas cuatro verónicas por el lado derecho, verdaderamente maravillosas por la suavidad y el temple, y la faena de muleta al quinto toro, valiente, dominadora y torera, sin otro defecto que el de equivocar los primeros pases, dados por alto a un toro que comenzó quitándose el palo, siguió desarmando en banderillas y llegó derrotando alto a la muleta. Matando muy bien. Hubo decisión y coraje. Los dos primeros pinchazos equivalieron a otras tantas estocadas.

Para mí, aficionado antes que nada y crítico por necesidad y por temperamento, lo mejor de la corrida fué la labor de Márquez, entre otras razones por ser la más torera. Porque a mí me gusta más un torero huyendo, aunque sea un sinvergüenza, taurinamente considerado, que un hombre colgado constantemente de los pitones de los toros.

Por haber sido desechados tres toros de Pérez de la Concha, se lidiaron en su lugar tres de Villalón, resultando ideal el cuarto. Los corridos en tercero y sexto lugar, también fueron superiorísimos, sobre todo para el torero.

Esta es mi opinión, que, a veces, podrá resultar equivocada, pero que siempre, ¡siempre!, es sincera, honrada y veraz.

domingo, 12 de septiembre de 2010

TAURINOS; ESTAMOS EN VUESTRAS MANOS



Enviado Por: Gimo Quiroz




Señores taurinos, empresarios, figuritas, ganaderos, apoderados y prensa afín al oscurantismo y seguidista movimiento pro fraude; si ustedes no se ponen manos a la obra para arreglar este desaguisado que montaron hace años, que han ido perfeccionando y perpetrando hasta el momento actual, esto que llamábamos fiesta de los toros se nos va. Y no digo que se nos va de las manos, lo que supondría que seguiría vivo aunque sin control, lo que quiero decir es que desaparecería para siempre.



Acabo de enterarme de las intenciones de la portavoz socialista en el Senado, quien asegura que los toros no son cultura y que el debate iniciado en Cataluña se extenderá a otras regiones como Galicia, Extremadura o Madrid. Manifestaciones que agradezco, porque así nos ayuda a situarnos a todos y a conocer la querencia de cada uno. Yo personalmente prefiero esta claridad a esos devaneos con la ambigüedad “del sí pero no”, aunque depende de cuándo y cómo. Esto nos ayudará a todos a aclarar las dudas que pudiéramos tener. Igual que nos ayuda el saber que el jefe de la oposición está decidido a pasar los toros a Cultura. Así se nos va completando una imagen, que lo es todo, menos halagüeña.



La actuación más lógica que se espera de todo el mundo, incluidos muchos buenos aficionados, será la incredulidad, con esa frase que todo lo tapa de “¿cómo van a hacer eso?”. Pero si le preguntamos a algún aficionado de Santa Coloma de Gramanet, quizás decía lo mismo hace no más de cinco años.



Mientras, en nuestro mundo, en el de los toros, todo lo que pueda ir a peor, empeorará. Recuerdo cuando hace unos meses el gran dilema era si Morante, Cayetano y Curro Vázquez iban a discutir antes o después del verano, pero al final el resultado ha sido que antes teníamos las esperanzas en un buen torero, al que aún le pedíamos que diera un pasito más para convertirse en la bandera del aficionado. Pero no sólo ha renunciado a dar ese pasito que se le pedía, sino que ha dado siete para atrás. Si el ganado no acababa de ser la bobona imperante, ahora es la bobona, la chochona y el borrego pequeño y desmochado, que no se echa para atrás en muchas plazas por no montar un escándalo; la corrida sigue para adelante y la gente se queda con las “magníficas” verónicas de Morante y no con que parecía un abusiva maltratando a un niño de pecho.
Es difícilmente defendible la actitud generalizada de las figuritas que se creen con derecho a todo en un ámbito que consideran su feudo y en el que a los simples mortales sólo nos queda pagar y callar; pagar lo que ellos quieran y callar siempre. Igual se niegan a torear un ganado determinado por no ser los que con todo mimo escogió el veedor, que unas horas antes deciden que no van a torear. Pero esto no es lo peor, porque si se está mal, se está mal y se acabó. Lo malo es que aún pensaba pasar el trance como fuera, embolsarse sus buenos dineros y a otra cosa. Si al público se le da un espectáculo en que el principal actor no puede desarrollar todo lo que el que paga espera, pues que se aguanten.



Hace años, cuando existía una competencia real en todos los aspectos del panorama taurino, existía la ley de la oferta y la demanda, ¿gustabas? Te ponían, ¿no gustabas? No te ponían. Y así de semana en semana, desde el mes de febrero o marzo hasta el Pilar. Ahora lo que existe es la incompetencia, ¿estás en una casa importante? Pues ya tienes el año hecho. ¿Colaboras en hacerme programas de radio o televisión? Pues no te preocupes, que vas a estar bien mientras dure nuestro “idilio”.



Todo son intereses, pero el interés más importante, el de apoyar y fortalecer la fiesta, es el más despreciado. Resulta bochornoso comprobar cómo se insiste una y otra vez en convertir en figuras a vulgares pegapases que ni se imaginan cómo es el toreo, o cómo hay que tragar con ganaderías que provocan la nausea como los Cebadas, Núñez del Cuvillo o Fuenteimbros y todo el monoencaste Domecq que se han quedado en el medio toro. Seguro que habrá quien salte como el repelente niño Vicente, recordándome aquel gran toro de ésta o aquella manada de cerdos con cuernos, pero yo les pregunto a estos fieles al poder: ¿Realmente creen que el toro de lidia es eso? ¿Realmente se atreven a calificar cómo un gran toro a un animal que no soporta nada más que un picotazo y no aguanta ni un natural sometiéndole?



En esa cascada de despropósitos hacia el vacío, empezamos con pasar de las tres a las dos varas, o ni eso, de la espada de verdad a la de mentira, aunque ahora este palo lo llamen ayuda, del rigor en valorar a un toro en si sigue o no el trapo, siempre en línea recta. De un espectáculo en el que los matadores mandaban de acuerdo a las exigencias del público, a otro en que mandan los peones y las medianías despreciando lo que dice el que paga, encastillándose en el absurdo argumento de que nunca se han puesto delante de un toro. Frase que demuestra claramente su incapacidad, pues tan grande se les hace esto que no ven más allá. Ese es el nivel de suficiencia que se marcan y no son capaces de llegar más allá, de reconocer si han hecho lo que debían o han hecho el ridículo, si han toreado o abanicado al toro y si han sido capaces de lidiar de acuerdo a unos cánones de elegancia, naturalidad y eficacia, quedándose en la eficacia, la misma que puede tener un matarife en el matadero.



Pues, lo dicho, señores taurinos, ya puede el aficionado decir o escribir lo que les dé la gana, que como ustedes no sean los que dan el paso adelante, no hay nada que hacer, y no hay nadie que no nos garantice que no nos vaya a pasar dentro de diez, quince o veinte años lo mismo de Cataluña.



PD.: Quiero dedicar mi dibujo de hoy a todos los que participan en los blogs taurinos, como creadores de éstos o como lectores, y muy especialmente a los tres culpables que me han retado, primero a David Campos de Toros de Tinta, quien me descubrió que también se puede dibujar el traje corto; después, a Antonio Díaz de Hasta el rabo todo es toro, que se me subió al caballo de picar y me llamó desde muy lejos a contraquerencia esperando a que me arrancara y, en tercer lugar, a Juan Medina del Escalafón del aficionado, quien prudentemente se apartó a un lado del caballo, pero esperando que me arrancara con prontitud y alegría y que metiera los riñones con fijeza. Pues ahí está Diego Urdiales de corto, tentando una vaca de Victorino. Espero no haberos defraudado.

viernes, 10 de septiembre de 2010

EL DIA QUE SE JODIO LA FERIA

SERGIO TAPIA HELFER

Eran cerca de las 7:30 de la noche. Rolando y yo llegamos a la conferencia de prensa en el Hotel Bolívar sobre la próxima novillada del 19 de septiembre que se lidiará en Acho, organizada por el pueblo de Sancos.

Se oficializó el cartel compuesto por los novilleros Emilio Huertas de España, Alejandro Chacón de Venezuela y Emilio Barrantes de Perú. Además se anunciaron seis novillos de las ganaderías Salagual (procedencia Domecq) y Huacraruco (procedencia Santa Coloma).

Como hay muchos extranjeros leyendo el blog, les explicaré que en Perú la gran mayoría de festejos taurinos, no incluye la Feria del Señor de los Milagros, son organizados por comités de los propios pueblos. Donde un mayordomo o padrino es quien vela por conseguir la logística. Toros donados, honorario de toreros, etc. Y lo que se recauda es para alguna obra principal del pueblo. Por ello es muy posible desorganización e improvisación.


Y también propicia el desembarco de personajes que bajo el título de periodistas, se vuelven asesores taurinos, jueces, y cuanto cargo se inventen con tal de estar considerados en la planilla de cobro, y obtener unos “billetitos” más por fuera. Esto último si se repite lamentablemente en la Feria del Señor de los Milagros.

A pesar de todo ello, el comité de Sancos, trata de hacer las cosas bien. Al menos su intención es plantear una corrida formal conforme al reglamento taurino. Sin embargo lo que anunciamos como primicia hace pocos días, tras la designación del nuevo presidente de plaza y los peligros que ello conlleva, se han confirmado. Y todo es responsabilidad del Alcalde Víctor Leyton, quien se encuentra con una denuncia penal por supuestos actos deshonestos ocurridos en la feria del Señor de los Milagros 2008.

El nuevo Juez es el notario Fernando Loayza, un personaje de la confianza del alcalde del Rímac Víctor Leyton. Ambos han permitido el nombramiento del equipo técnico. Y son todos los personajes que luego de una lucha de más de tres años, logramos sacar a muchos por sus actos poco honestos. Y varios estuvieron en la conferencia de prensa, todos juntitos hablando en voz baja, seguramente confabulando y conociendo a las incautas autoridades del pueblo de Sancos. No entendí su presencia en la conferencia de prensa. Salvo que hayan ido a APRETAR, sus respectivas manos para saludarse, no?

Así, el equipo técnico lo preside el conocido Fernando Álvarez, y están Ackerman, Cruzado, Salomé, Medero, Del Mazo, entre otros. Una lágrima. Todos saludándose y frotándose las manos con ganas, seguramente por el intenso frío que aun hay en Lima.

En la reunión de Sancos, se encontraban los periodistas Magaly Zapata, M.A. Delgado. El dizque periodista Dikey Fernández, quien también se nota asesora a los incautos de Sancos. También llegó pseudo periodista Carlos Castillo, quien a veces es Juez de Plaza de provincias y conocido ayayero de Roberto Puga. Que pretenderá esta argollita. Sentados todos juntos. Y mirando cada uno de nuestros pasos.

Nosotros nos dedicamos a conversar con los encargados de la corrida para advertirles sobre todos estos personajes. Y les dejamos nuestros números de contacto para que denuncien los actos irregulares que muchas veces se cometen, justamente abusando de la autoridad que les delegan. Esperemos que no se vuelvan parte de este cáncer que gracias al nombramiento de un nuevo Juez, se está haciendo metástasis previo a la Feria del Señor de los Milagros. Esperamos un pronunciamiento público de los representantes de la Empresa Taurolima y de los famosos estamentos taurinos.

ANDRES CALAMARO

FUENTE: http://malakaespa.blogspot.com/2010/09/andres-calamaro-toros-si.html

Recomiendo ver el video que está cargado en la página señalada. Entrevista a Andrés Calamaro.

“Con solemnidad y no sin cierto pesar, renuncio con el estado televidente español de testigo a mi status de progre, sospechado de rojo y libre pensador. Renuncio a la progresía porque quiero corridas en Cataluña, quiero correrme en una Fiesta de arte y muerte, verte correrte de buena suerte, y es más, quiero que vuelva José Tomás en Barcelona de nuevo y no me muevo de mi respeto a las tradiciones y que los papelones los haga mi compatriota que juntó cuarenta firmas por la derrota de esta fiesta que pintaron Goya y Picasso y por si acaso no quedó claro, le aclaró mi buen Andreu, que hago bulto por la libertad de culto y si prohibir es progresía y el progre es rabioso anti rojo, mi antojo es renunciar al progresismo ahora mismo."

Calamaro, continuó: "Libertad de expresión no siempre es expresión de libertad. Pero me muevo con cierta comodidad en lo que es la incorrección política, y me parece que estoy en el lugar indicado para desarrollar mi instinto aunque prefiero evitar los comentarios de los lectores en los foros porque la verdad es que son xenófobos e intolerantes al cubo".

Buenafuente le inquirió después por el tema del sufrimiento animal, argumento de los prohibicionistas. Calamaro se despachó con soltura: "La próxima vez que vayamos a comer carne, digamos que nos garanticen que este solomillo ha muerto de viejo, o de risa. ¿Murió de risa este solomillo?"

jueves, 9 de septiembre de 2010

LOS ABUSOS VETERINARIOS

FUENTE: http://www.glorietadigital.es/spip.php?article161

Por: Paco Cañamero

Alguien debe poner coto de una vez a tantos abusos como hay en la Fiesta. A tantos medradores como se lucran de ella y de los que tantas veces hemos denunciado sus malas artes. Uno es el caso de los veterinarios, gremio que en muchas plazas tienen la culpa de la mayoría de los males. Sobre todo cuando se lidian toros escasos de trapío, descaradamente afeitados, con síntomas raros... Y sin embargo, ellos no son capaces de tener la misma celeridad laboral acorde con la exigencia que tienen para cobrar. Por ejemplo cuando llega el fraude, que lo hay en tantas plazas, miran para otro lado.

Los abusos de los veterinarios a la hora de cobrar ya pasan todas las barreras de lo permitible, como el alto número de profesionales que exigen para acudir a un espectáculo, aunque se trate de un festejo popular. Lo que es una tomadura de pelo se mire por donde se mire y una sangría, sobre todo para las modestas economías de los Ayuntamientos, que es donde está uno de los viveros de la Fiesta. ¡Qué pregunten a los alcaldes por las facturas de este gremio!

Entre los particulares abusos de los veterinarios, ahora se han sacado de la manga otra ley que no hace más que verter más mierda contra su gremio y demostrar sus ansias lucrativas. Se trata de cobrar un veinte por ciento más en sus honorarios (tan abusivos de por sí) si no se han avisado de que deben acudir a un espectáculo con quince días de antelación. Eso sí, además de avisar hay que pagarle por adelantado, ingresando el dinero en la cuenta que su respectivo colegio indica. En caso contrario no firman sus actas. Y por tanto el festejo suspendido.

De esos abusos, como el de los veterinarios, los arquitectos... es de lo que debe preocuparse quien debe defender la Fiesta y dejarse de tantos cuentos y fanfarria. Pero claro, por ejemplo los miembros de la Mesa del Toro, que tanto presumen, están para figurar y salir en las fotos. Eso de dar la cara son palabras mayores, no siendo que se la partan, ellos solo actúan y disparan cuando la tormenta se ha ido. Mientras los medradores siguen campando a sus anchas y lucrándose de una Fiesta que algún día acabará desmoronándose de tantos cuentistas como chupan de su teta.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

CAMBIO: LICEOS TAURINOS EL SABADO 11 a las 8 pm.

Finalmente a pedido de muchos miembros de la peña, y periodistas taurinos que asisten a estos eventos Liceos Taurinos, se cambia de fecha y se realizará el día Sábado 11 a las 8 de la noche, en el local de la PT10.

Esperamos puedan asistir pues tenemos corridas de las últimas ferias españolas.

LICEOS TAURINOS MAÑANA JUEVES EN LA PT10

Este jueves seguimos calentado la Feria del Señor de los Milagros. Con interesantes videos de las últimas corridas de España y corridas del recuerdo. para seguir aprendiendo y discutiendo. Fieles a nuestro estilo no censuramos a nadie, todos quedan cordialmente invitados.

Jueves 9 de Septiembre en el local de la Peña Tendido 10 a las 7.30 pm. Los videos gracias a Afición Perú ( http://www.aficionperu.com/ ).

Peña Tendido 10

martes, 7 de septiembre de 2010

CANTINFLAS

Gracias por el envio a Elizabeth Castillo (TA)

video

Primicia calientita: Tenemos nuevo Juez en Acho

Hace pocos minutos nos esteramos que ya habría salido la resolución firmada por el alcalde del Rímac, y nombrar al señor notario de Lima Fernando Loayza Bellido como Juez de Plaza. Quien empezará a actuar como tal en la próxima novillada del día 19 de septiembre organizada por el pueblo de Sancos.

Este personaje muy amigo del alcalde, ignoramos su trayectoria taurina, ni su conocimiento sobre el reglamento taurino.

Lamentamos que los esfuerzos de la empresa por poner a Acho en el lugar que se merece, se vean opocados por gente que de esto sabe poco y nada, y que se siguen subiendo para malograr nuestra fiesta. Seguiremos informado.

lunes, 6 de septiembre de 2010

EL JULI

No hemos tendido la suerte de ver esta corrida, en Bayona Francia, con Toros de la Quinta (Santa Coloma) donde compartieron cartel El Fundi, Juan Bautista y El Juli. Sin embargo con las fotos que pone El Chofre en su página podemos darnos cuenta lo que sucedió. Ello sumado a la crítica de Juan Antonio Hernández. Aquí les dejamos algunas fotos del Juli ante toros de La Quinta. Demostró porque vale la pena ir a verlo, sobre los demás que vienen a Acho. Ojala aquí en Lima este en torero y no en sin vergüenza.

Muchos quieren tirar la chapa de reventadores a la PT10. Después de mucha crítica en el Blog, aquí ponemos algo que vale la pena ver. Cuando hacen algo bien lo resaltamos más que nadie, lástima que siga matando al "Julipie".

¿Y ahora que dirán aquellos que dicen que con las fotos no se puede ver lo que pasa en el ruedo, cuando en este momento elogiamos algo?

Gracias al Chofre y a Juan Antonio...

FUENTE: EL CHOFRE

(la nota completa en el Chofre) http://elchofre.com//index.php

"Hace bastante tiempo que tengo un cabreo de la leche con El Juli porque se ha convertido en un torerazo de la leche y por culpa de no se quien, lo que torea es casi todas las tardes una mierda de borregos y ya se sabe que, sin toro nada tiene importancia. Pero creo que en estos momentos es el único que puede, que manda, no solo con su toreo, también en los despachos.

Si el año pasado se dejó ir un toro de la Quinta porque no pudo con el y porque todavía le quedaba en los corrales uno de Daniel Ruiz este no tenia borregos para salir por la puerta grade, Este año se acarteló con los de la Quita y tenia que demostrar quien es el que manda en estos momentos y a fe que lo hizo"
















domingo, 5 de septiembre de 2010

LA CANTIDAD DE OREJAS NO MIDEN UN ARTE

SERGIO TAPIA HELFER

burladero Bayona: Castella y Ponce, 'empatan' a una oreja

Este mensaje, apareció hace unas horas en esta página informativa supuestamente taurina. Conozco muchas muy parecidas, incluso en este Perú taurino y en este mundo de toros y más. Que sin temor a “destorear” informativamente, cuentan la cantidad de pases al igual que la cantidad de noticias que ponen. Donde la crítica y las opiniones son cuestión de billeteras gordas que pongan publicidad.

Bueno en estos lugares donde su conciencia y apreciación crítica se miden en cantidades, no tienen la mínima idea de como sopesar ello con argumentos sólidos, simplemente son eco de los propios matadores que a su vez son eco de sus empresarios, que les explican el arte de obtener más dinero. Por ello aparecen este tipo de comentarios como Castella y Ponce empatan a una oreja. Es la simplificación de un arte a la cantidad de orejas rebanadas, como si la plaza fuera un matadero y los matadores fueran aprendices de camaleros que se enorgullecen de cortar más veces los apéndices.

Es la sincretización en su máxima expresión. El minimalismo taurino convertido en el único parámetro total de este arte tan amplio y rico en conocimiento. Lastima que algunos ignorantes creen que su cerebro es el parámetro de las cosas que opinan. Y estaríamos bendecidos si su cerebro tuviera un poco más de capacidad. Creo que con un par de centímetros más en la materia gris alcanzaría para hacerles entender que el toreo no son números, simples y fríos que no dicen nada en este arte. Ahora, intentar que lean un poco más y se informen, ello correspondería un poco más de 2 centímetros. Eso no se si estará en su capacidad.

A mi me encanta el fútbol, pero ello no deja de ser un deporte apasionante, de mucha inteligencia táctica, ahora. Lástima que el toreo lo rebajen a esto, con comentarios como ese. Y por ello el afán de cortar más orejas. Como si esto fuera la contabilidad de un goleador.

Desde que voy a la plaza de toros a los seis años, siempre me dijeron que el toreo es un arte. Y como arte no puede ser medido. Es como si a un artista lo catalogaran por la cantidad de votos que recibe a favor. O la cantidad de obras que hace, sin importar de que clase se trata. En ese caso me podría a hacer líneas y garabatos en un papel, lo enmarco y bajo esa lógica debería estar catalogado como un Picasso, Miguel Ángel o Dalí. Felizmente para el mundo no es así. Pues realmente dibujo muy mal.

Lastima que muchos aficionados a no se qué, que se acercan a una plaza de toros, son capases de pensar que las orejas son parte vital en este arte tan difícil. Capases de pensar que si el matador no sale a hombros, no triunfó. O ser lo suficientemente idiotas para pensar que si no corta orejas, su arte no se ve recompensado. Pues nunca tan equivocados.

Los orejas y los rabos representan al sentir más profundo del propio arte, que premia la perfección, la dificultad, la capacidad, los recursos aplicados y el resultado de ellos. No la pena de salir sin nada en las manos. No premia la simpatía ante el público, ni al que lleva el traje más vistoso. Menos la celebridad que sale más veces en los medios de prensa taurinos y no taurinos. Y peor aún creer que porque viene de España y por el solo hecho de ser llamados figuras por un grupo de adulones ya se merecen pleitesía y trofeos.

Peor aun el famoso argumento cliché: “todos los que salen al ruedo se merecen un respeto”. Y esto es totalmente cierto, pero eso no significa que cuando firman un contrato con la empresa además de sus honorarios, bastante altos al menos en Acho, haya una cláusula que diga le reglaremos 3 orejas y saldrá a hombros. Eso no es ni parte del respeto, ni parte del contrato. Eso de regalar orejas es cuestión de ser lo suficientemente cortos de de cerebro y de bajarse los pantalones ante un poco de dinero, o un poco de estupidez.

viernes, 3 de septiembre de 2010

NO AL AFEITADO



SOBRE LA FERIA (I)

SERGIO TAPIA HELFER

Ya se hicieron oficiales los carteles para nuestra Feria del Señor de los Milagros. Es la última Feria de este periodo de la empresa Taurolima. Que nos da lo que prometió, carteles llenos de las figuras actuales. Tratando de mejorar lo que se hizo el año pasado. Con la parte positiva de volver a interesar al aficionado común de volver a la plaza, cosa que durante años se había perdido, ver corridas importantes con menos de media plaza, una vergüenza. Siguen subiendo la venta de abonados y ahora se terminará de rematar la venta de entradas, seguramente tendremos más de tres cuartos de plaza como mínimo o plaza llena en varias corridas. Además se rescata, que ante una panorama difícil de la afición limeña, la empresa esta arriesgando una vez más por lo que tres años seguidos ha reavivado la fiesta muy venida a menos los años anteriores. Recordemos que la anterior empresa (hasta el 2005 Roberto Puga) dejó 800 abonados, hoy pasan de 4 mil. Una base para plantear nuevos objetivos.

Ya el próximo año con la nueva licitación debemos exigir una nueva forma de concebir la feria, con más corridas (4 son pocas para una feria importante). No necesariamente solo figuras, variedad de encastes y toreros. Históricamente Acho siempre fue una plaza que mostró nuevas figuras del toreo, algo que se ha perdido. Esperemos también se levante la prohibición de importación de ganado español.

El pendiente con respecto a la feria pasada, muy parecida en tanto los carteles llenos de las actuales figuras, son los toros. Así que se han contratado lo mejor que existe para Acho en el mercado latino americano, con la salvedad que las figuras exigen cierto tipo de ganado. Digo esto con mucho conocimiento de causa, la situación del ganado en general es bastante difícil para el Perú. Las mejores ganaderías colombianas, apartan su mejor ganado para sus ferias, y a Lima solo le venderían lo que les sobra. Los únicos que venden lo mejor son las que están contratadas, y que al menos han respondido de manera satisfactoria dentro de las limitaciones del encante y la forma moderna de entender la crianza del Toro.

Justamente sobre ese tema, lamentamos que, por presión de los matadores se pongan toros de Roberto Puga. Una ganadería que ya conocemos hasta el hartazgo, con animales a veces con tamaño, muchas veces sin él. Con peso, la mayoría de veces mintiendo al respecto (estaremos al pie de la balanza). Con edad, a veces sin él. Pero con tres características comunes, no aguantan pelea en el caballo, apenas picotones que hasta la divisa les saca más sangre y esto no es metáfora sino real. Toros muy dóciles descastados. Y con pitones afeitados, como lo demuestran los estudios hechos los últimos dos años. Impulsados por nuestra Peña y que seguiremos este año tratando de descubrir esta trampa asquerosa y pedida por las figuras que vienen.

La otra característica, evidente el 2008, fue que apenas sale un toro con un poco más de movilidad, el ganadero Puga saca el pañuelo del indulto. Esperemos la autoridad no ceda ante tremenda majadería. Un dato, este ganadero Puga, quien presiona vía telefónica y sus buenos contactos en España, para que su ganadería siempre este presente, aunque por juego, hace rato debería estar fuera. Ha ganado dos años consecutivos la "escofina de oro", premio otorgado por la PT10 y una serie de aficionados independientes. Además su suerte se debate en instancias judiciales por este tema y estar supuesta mente coludido con la autoridad de la Plaza de aquel momento, en la modalidad de estafa.

Finalmente un dato de este ganadero a manera de pregunta, para que se llevaba las criadillas de sus toros. No creo que junto a sus amigos se hayan mandado un atracón de bolas de toros, después de la Feria a manera de celebración. O será que que está sacando semen de la cola de epididimo que esta en los testículos. Que manera tan interesante de hacer ganadería brava. Este año nuevamente nos cruzaremos las caras, salvo que, como el año pasado salga por la puerta falsa de Acho para no comerse la bronca de la PT10.

Luego tenemos a la colombiana, La Ahumada (principalmente Jandilla), que en general tiene más casta, un poco más de fuerzas y se espera que siga por esa línea mejorando. El año pasado fue el mejor encierro de la Feria, el que le toco a los peruanos.

San Esteban de Ovejas (también colombiana, procedencia Jandilla), esperemos que traigan algo bueno, con trapío y que sean Toros. Nosotros no pedimos elefantes, pues el trapío no se mide en kilos. Simplemente animales que aguanten los tres tercios de la lidia, con bravura y casta. Luego podrán ser mejores o peores, eso ya nos problema de la empresa. El peso mínimo es de 450 y con 4 años cumplidos.

Los toreros pues en lo suyo, ni mas ni menos. ¿Qué esperamos de cada uno?, que al menos vengan a justificar lo que se les paga. Y su condición de figuras, les exigiremos vergüenza torera, y respeto por la afición, no todos en Acho somos neófitos tarados aplaudiendo cualquier cosa. Ya hablar sobre toreo puro, y esas cosas, muy difícil verlo hoy, hemos comprado nuestro abono sabiendo lo que nos espera. Pues si las figuras no lo han hecho en 10 años de carrera o más, menos en una tarde en Lima. Y sobre la decencia, esto lo digo no como un saludo a la bandera, ha ocurrido casos que incluso estos matadores se han prestado a cosas ya muy cochinas, como el toro de Puga indultado por Castella el 2008, entre otros sinvergüenzas.

Sobre los toreros peruanos, esperamos que puedan estar a la altura, segundo año que se les da la oportunidad en una muy acertada corrida de la peruanidad. Donde veremos a Cubas, Roca Rey y Simpson, que esperemos superen sus propias limitaciones y estén a la altura, mejorando lo que hicieron el año pasado.

Estaremos con la porra de la PT10 y nuestras matracas, dispuestas para bronquear todo lo que nos parece malo, y aplaudiremos lo que realmente vale la pena. No cambiaremos nuestra conducta, seremos como hasta el momento. Así nos hemos ganado el respeto del público, de las autoridades e incluso de los matadores.