Peña Taurina Tendido 10

lunes, 26 de enero de 2015

TORO TENDIDO 10 (26.01.15)

En esta emisión de su programa TORO 10 comentado en esta oprtunidad varios temas como la actuación en Medellin de Andres Roca Rey, el incumplimiento de CITOTUSA con los abonados que no le devolvieron su dinero, y los análisis de pitones, además de otros temas de interés para los aficionados, los esperamos hoy a las 7:00 PM, finalmente agradecemos a la pagina taurina de El Comercio por la nota anunciando nuestro programa.

jueves, 22 de enero de 2015

La opinión de Antonio Lorca en El Pais (20/01 /2015) sobre la FIT



OPINIÓN

¡Albricias, que viene Bailleres!

El desembarco en Europa del potentado mexicano está plagado de interrogantes

Alberto Bailleres es un señor mexicano riquísimo, dueño de importantes empresas mineras (se le conoce como el Rey de la plata), financieras, comerciales, metalúrgicas, aseguradoras… un potentado que aparece en la revista Forbes; con eso está dicho todo. Por lo visto, una de sus aficiones son los toros, pero no se conforma con ser un espectador de primera fila de barrera; y, como se lo puede permitir, ha comprado una decena de plazas en su país y varias ganaderías bravas (la de Zalduendo entre ellas), y también es el apoderado de Morante de la Puebla.
Hace unos días, se celebró en Madrid un acto de alto copete en el que la empresa taurina del señor Bailleres —Espectáculos Taurinos de México (ETMSA)— presentó en sociedad la llamada Fusión Internacional por la Tauromaquia (FIT), que viene a ser algo así como la unión de la empresa del señor mexicano con las de Simón Casas y José Cutiño, —que dirigen 12 plazas de toros, dos de ellas en Francia—, con lo que don Alberto se posiciona en el negocio taurino europeo.
El señor Bailleres no asistió al acto, lo representó Antonio Barrera, que es la persona que acompaña a Morante en nombre de ETMSA, y estuvo flanqueado por los dos nuevos socios.
Los tres hablaron y no ofrecieron ningún dato, ni uno solo, sobre el objeto de la presentación. Confesaron su "amor y pasión por la tauromaquia", la cantaron con poéticas palabras y se perdieron en vaguedades tales como que la "fusión es un mensaje a favor de la fiesta, una oportunidad para defenderla" y que tienen "nuevas ilusiones, nuevas ideas y medios para llevarlas a cabo". Un auténtico brindis al sol.

Cualquiera tiene derecho a pensar que su proyecto es un capricho de rico riquísimo
No contaron, por ejemplo, en qué consiste la fusión, si se trata de una entrada de capital, si lo que se pretende es cambiar deudas europeas por control mexicano, cuáles son esas ilusiones, las ideas y los medios, si mandará o no el empresario mexicano en las plazas de los señores Casas y Cutiño… En fin, nada de nada.
Pero en el salón no cabía un alfiler. No se olvide que convocaba un rico, riquísimo, y, amigo, tonterías las precisas, que allí había que estar por lo que pueda ocurrir en el futuro. Pero no todo quedó ahí. Los medios de comunicación presentes preguntaron a los asistentessu opinión sobre el asunto y se produjo entonces una antología del absurdo, una secuencia para la historia, en la que taurinos de distinta procedencia compitieron en lugares comunes y necedades, y casi todos de acuerdo en que el desembarco del señor Bailleres será la salvación de la fiesta de los toros.
Es lo que suele ocurrir cuando a un rico riquísimo se le ocurre cualquier idea por descabellada que sea: que a todos se nos dobla el espinazo por si acaso.
Además, esa misma noche de la presentación madrileña, un reducido grupo de selectos y respetados periodistas taurinos se reunió en torno a la mesa del programa El kirikikí, de Canal + para cantar las bondades del proyecto mexicano. No aportaron ni un solo dato porque no lo tenían, pero hablaron maravillas del plan del señor Bailleres. Incomprensible…
¿Por qué ha decidido don Alberto instalar en Europa sus poderes taurinos? ¿Cuál es la verdad de su relación con Simón Casas y José Cutiño? ¿En qué consiste su proyecto? ¿Cuáles son objetivos? ¿Le importa la regeneración de la tauromaquia o solo busca en nuestro país la notoriedad pública que su mucho dinero solo le ha proporcionado en México?
Preguntas sin respuestas porque el señor Bailleres no solo no ha dicho esta boca es mía, sino que, ni siquiera, ha tenido la delicadeza de asistir al acto de Madrid. Claro, que cuando uno es rico riquísimo se puede permitir ciertas licencias.
Bienvenido sea Alberto Baillares a esta economía de libre mercado, pero sepan todos los que quieren quedar bien con él (por si acaso) que los monopolios no son buenos, y que la concentración de poder afecta a la libre competencia. Don Alberto querrá mandar, porque a ello está acostumbrado, y dinero le sobra para comprar plazas, toros, toreros y voluntades varias. Y eso no es nada bueno. Imaginen: si estás conmigo, lidiarás en mis plazas; de lo contrario, te llevas los toros al matadero. Si estás conmigo, toreas; si no, ya sabes…
Dicen que el caballero mexicano es serio y respetable. Mejor que así sea; pero aún mejor sería que diera la cara y contara sus ilusiones y sus ideas.
Mientras tanto, cualquiera tiene derecho a pensar que su proyecto europeo es un capricho de rico riquísimo que pretende conquistar Europa a golpe de talonario, porque la notoriedad pública en su país se le ha quedado pequeña. Y eso era lo único que le faltaba a nuestra maltrecha tauromaquia...

lunes, 19 de enero de 2015

TORO TENDIDO 10 (19.01.15)

Estimados amigos, esta noche a las 8:00 PM hora de Lima, estaremos nuevamente al aire para comentar e intercambiar ideas de este mundo que nos apasiona como son las corridas de TOROS, algo que en el mundo del clavel nunca entenderán y los huachafos (que actualmente quieren posesionarse como conductores de opinión) tampoco.

LA SUERTE SUPREMA Y SU EJECUCIÓN (Del Desjarrete de Acho)


Martin Agüero, matando  de soberbio volapié
Por: Ricardo López Solano
A Fernando Lozano, en la última corrida de la temporada de Cartagena de Indias (Colombia) del año 1.989, no le dieron el trofeo a la mejor estocada, que bien se merecía, muy a pesar de haber entrado a matar a su primer toro, centrado y por derecho. Así lo pude corroborar, además de haber seguido en detalle su ejecutoria, al cerciorarme que la cruceta de la espada se mostraba perpendicular a la columna vertebral del toro y paralela a la arena (no rotada ni horizontal ni perpendicularmente), lo que acontece (rotación en ambos planos) por la posición forzada en la que queda la muñeca, cuando el matador, para minimizar el riesgo (aliviarse), se sale de la suerte, bordeando el pitón derecho del toro, antes de meter la espada en las carnes del toro.


De ahí que el plano donde queda alojado el estoque no quede paralelo al plano donde se encuentra situada la columna vertebral (ambos planos perpendiculares a la arena), sino que se cruzan formando un ángulo de unos treinta grados entre el uno y el otro; razón por lo cual, en algunos casos, la punta del estoque termina aflorando feamente por el costillar izquierdo del toro.


Retomando nuevamente el tema de la estocada de Fernando Lozano, además de sepultar totalmente el estoque, este se veía en todo lo alto, en la cruz, o sea, para este caso, al lado izquierdo de la intersección que forma la columna vertebral y la línea que secciona los omóplatos del toro, que es donde el torero expone más por encontrarse más lejos del pitón de salida, el derecho del toro.

La inclinación del acero también era la adecuada, unos cuarenta y cinco grados respecto a la horizontal. Pero, aunque el toro tardo un poco en caer, quizás porque el acero no seccionó en buena medida la aorta posterior, la suerte suprema, no me cabía la menor duda, se había ejecutado conforme a los cánones establecidos para el caso.
Sin embargo, había un detalle inusitado que me creaba cierta confusión en lo que a la correcta colocación del estoque se refiere: La cruceta, que se mantenía horizontal (no rotada en los planos antes reseñados), cuando el toro se encontraba en reposo y con las manos igualadas, semigiraba unos veinte grados a uno y a otro lado del plano horizontal, dando la sensación, que la empuñadura (cruceta y pomo), se encontraba suspendida en un medio gelatinosa que la hacia flotar, cuando el toro, en su agonía, pesadamente se desplazaba por la arena.

Era como si la espada en vez de encontrarse rodeada por un medio consistente, lo estuviera en un medio gelatinoso, en el que el acero podía semigirar con cierta holgura. A pesar de esta confusión, algo que tan solo había podido observar con anterioridad en dos ocasiones más, esos semigiros armoniosos y paulatinos de la cruceta, que antes que nada, irradiaban un enigmático resplandor de belleza, me daban la impresión de que con ello quisiera ratificarme, que sí, que la espada estaba correctamente colocada.

Pero, como comprobarlo, si sobre esto no había leído ni escuchado nada, siendo esta faceta, precisamente, lo que más me confundía; en especial, cuando todo lo que se relaciona con la verdadera estocada cualquiera que se lo proponga podrá encontrarlo un poco aquí o un poco allá, en este o en aquel libro.

Bueno, después de mucho reflexionar e investigar por mi cuenta sobre el asunto, por fin pude descifrar el enigma: En verdad, el estoque había quedado correctamente colocado, y la clave la daba, además de vérsele en su sitio, esos semigiros suaves y gelatinosos de la cruceta que se sucedían en los desplazamientos agónicos del toro.

El acero cuando queda colocado de acuerdo a las reglas establecidas, asumiendo que estas ya se cumplieron en la ejecución de la suerte, debe dejarse en el "hoyo de las agujas" o intersticio de los omóplatos, que es el espacio que forman la tercera y la cuarta costilla o la cuarta y la quinta, con uno de los omóplatos antes mencionados y la columna vertebral, ya sea al lado izquierdo, ya sea al lado derecho de toro.

Cuando la espada queda sepultada en uno de estos cuatro sitios, con la cruceta en la posición horizontal de reposo, como la parte más ancha de la hoja del estoque, por construcción está obligada a quedar, como la cruceta, en la misma dirección (horizontal a la arena), en la medida en que el toro se desplaza, la rotación que imprime el omóplato, paulatinamente cerrará y abrirá el intersticio correspondiente, lo que forzará a la espada, por la presión ejercida por esta parte ósea contra la hoja y esta contra la columna, a semigirar, a no ser que sea una estocada baja, en la que el estoque quede colocado entre el omoplato en mención y la parte exterior de las costillas del toro (Rincón de Ordóñez), que en caso de presentarse los semigiros anotados, no crearían el mismo efecto emocional ya descrito.

Y del movimiento gelatinoso ¿Que podría decirse?

Este se presenta cuando la espada en vez de quedar rodeada por músculos (cuello y otros), es soportada (caso de quedar localizada en uno de los cuatro intersticios ya reseñados) por las partes blandas del cuerpo del toro, como son el morrillo, los pulmones, que no deben ser perforados (estocada defectuosa que produce hemorragia bucal), y el paquete intestinal, entre otros órganos de similar consistencia. Lo que podría explicar la sensación de flotar de la empuñadura del estoque antes descrita.

Resumiendo, si el espada entra a matar centrado y por derecho ante la cara del toro, la cruceta debe quedar horizontal (sin rotar en ninguno de los dos planos referidos), a no ser que al rozar en hueso, esta sea desviada, o ya sea que el matador a propósito la haga girar a fin de acentuar el daño al toro, lo que seria un truco inadmisible. Pero, si además esta ha quedado en el lugar correcto, todo lo alto, la conclusión a la que se puede llegar, es que la cruceta semigirará en el plano horizontal, en la medida en que el toro, antes de que doble definitivamente sobre la arena, se desplace agónico por el ruedo.



QUE VERGÜENZA, JULI, DEDÍCATE A OTRA COSA MENOS A ESTAFAR A LOS AMERICANOS.

Es por esto que la afición no va a las plazas, está harta de tanto engaño y tanta farsa, este es "el figuron del toreo" que viene a América a torear estos desechos y para colmo escogidos por su personal de confianza, "si no son esos toros, no toreamos" frase con la cual las empresas sin dignidad se bajan los pantalones. Es por eso que el sinvergüenza de Simón Casas quiere desaparecer de las plazas (de las cuales ahora maneja muchas) al publico mal llamado por este sujeto "integristas". Y la cereza en el pastel es, que a ese impresentable, indigno de ser llamado toro se le indultó, el mundo al revés.  Pero lo peor de todo esto es la mugrosa pseudo prensa taurina que palmea la gran gloria de Julian Lopez. Las imágenes hablan por si solas y agradecemos a la fuente de la cual la tomamos (Toro, Torero y Afición).    

El Juli en Manizales




Y ahí andan los del "puchero" escribiendo loas. ¡Qué banda!

domingo, 18 de enero de 2015

Absolvemos algunas interrogantes de un aficionado que nos pregunta.

En primer lugar, agradecemos el interés del señor Jorge Trujillo en nuestro blog y con todo gusto respondemos a las interrogantes planteadas en un comentario:

Para contestar tus interrogantes, lo haré con palabras que no son mías, sino de entendidos en la materia, ya que son definiciones de tipo filosóficos o metafísicos de la tauromaquia, Debido a que el Toro es el misterio por conocer y resolver dentro de la Tauromaquia, no es ir a un diccionario y copiar y memorizar el concepto de su definición, sino de entender del asunto y eso es lo complejo, es como si tratáramos de definir el catolicismo y lo que encierra en pocas palabras, que a veces ni los propios curas pueden hacerlo, pero vamos al grano y ojala se pueda entender nuestra respuesta.
1.- En lo referente a tu primera pregunta  sobre la bravura y el poder.
El diccionario o significado de términos taurinos que se encuentra en el primer tomo del Cossio dice lo siguiente:
BRAVO: El toro fiero, de acometividad resuelta y de constancia en la acometida.
BRAVURA: Cualidad especifica de los toros bravos.
PODER: Fuerza o pujanza del toro o del torero, ejemplo: “A un toro de mucho poder está indicado que se le pegue fuerte”
Fuente: Los Toros tratado técnico e histórico. José M. de Cossío tomo I novena edición Espasa Calpe, Madrid 1981.
Pero, ante esta definición tan fría en donde ya hay una diferenciación clara de conceptos veamos lo que dicen otros entendidos:
Sanz Egaña (veterinario famoso) precisaba: “el recental, recién nacido, acomete con la misma técnica que el utrero.” “Con los años el toro adquiere poder, pero no bravura.”….la dosis de bravura se halla ya inyectada en su sangre, a causa de los factores genéticos, seleccionados en las madres y en el semental escogido para cubrirlas. (pag 15).
…Un toro bravo es un hermoso y orgulloso animal que ataca siempre, sin el menor resquicio de miedo. Un toro bravo arranca pronto, embiste por derecho, siempre para adelante, galopando, no  andando, ni trotando. Va siempre más allá de la cornada, tranquilo, reposado, seguro de su fuerza, de su poder, sin temores, sin bronquedad falsa, sin temor al ataque por la espalda. No debe sentir, además, el más insignificante gesto de dolor. Es un gladiador que hemos preparado y fortalecido en soledad, cuatro años largos, para una lucha de sólo diez minutos. Debe de aceptar la lucha y entregarse a ella sin una vacilación, sin un extraño. No cansarse y embestir aun cuando sienta la espada atravesándole. Precisamente esta enorme, trágica, interminable arrancada hacia adelante, contra todo y contra todos, y que no acabará más que con la muerte, es la expresión que caracteriza a un toro bravo.
La bravura, primer instinto de defensa sublimada y, luego, casta, raza mantenida, prolongada y fortalecida, siglo a siglo, por la selección, ha terminado siendo una misteriosa propiedad, la misteriosa cólera que poseen sólo los toros bravos de morir embistiendo…Por todo ello, la bravura se ha convertido en una fuerza ciega y sin el más leve atisbo de lo que pudiera ser un retroceso, una debilidad: el miedo y el dolor. (pag 291)  Fuente: EL TORO BRAVO Álvaro Domecq y Diez, colección la tauromaquia tomo 2 Espasa Calpe tercera edición abril 1986, Madrid.
Otro concepto es el siguiente: “La bravura es el grado superlativo del instinto. El toro no acomete por comer, acomete para defenderse, embiste en defensa propia a lo que teme y tiene más cerca de sus ojos. El aprovechamiento de esta condición, única de esta fiera, es la fuente del toreo. ….Los toros mansos si no son de sentido, no tienen ninguna importancia; si se saben torear son muy lucidos, por contraste, porque el público no espera nada. Si son de sentido, hace falta un torero y un hombre. Fuente: Cuando suena el clarín, Gregorio Corrochano,.  Revista de occidente, Madrid, edición 1961.
En consecuencia la bravura es una condición innata en el toro de lidia y el poder se adquiere con el crecimiento y está muy ligada al peso, edad y trapío del animal, en consecuencia puede haber toros mansos con poder como podemos apreciar de los conceptos anotados. Cuando le pregunté a un amigo que sabe del tema sobre el poder me contestó conversando lo siguiente: “Un toro poderoso es aquel que, se crece al castigo, hasta el final. En el toro gordo su movilidad decrece y la lidia es en función de la fuerza que es necesario atemperar con la pica, ya que la sangría suaviza su violencia.
Pero si el toro carece de casta y fuerza, el resultado es un espectáculo monótono, aburrido, vergonzoso e impresentable que acabará alejando al aficionado de Acho. De lo que adolecen los toros hoy en día es del principal atributo: la fuerza, no los pican y llegan a la faena de muleta exangües, sosos y encogidos. Eso de que la pica es algo del pasado es una falacia fruto de la ignorancia que sobre la fiesta tienen la mayoría de los modernos taurinos y sus pupilos.
2.- En lo referente al pico de la muleta, este debe ser empleado como solo un recurso sin dejar de lado el toreo fundamental, de verdad, uno no puede sustentar toda la lidia de un animal en el pico, eso es una falacia, un engaño, una estafa, ya que el objetivo sería aliviarse e irse de rositas como se dice en el argot taurino. Es obvio que los defensores de Ponce justificaran por todos los medios, incluso con la mentira y el engaño defender esa posición, como lo dijo el propio Ponce en el Club Nacional en noviembre último, “yo hago el toreo (¿?) que Lima quiere” (sí, sí que risa que me da) eso es puro cuento.  Figura del toreo es el que puede con todo lo que le ponen por delante, Ponce del pasado lo era, en la actualidad es un encantador de serpientes con una gran masa de claveleros e indocumentados que lo siguen y que actúan como guardia pretoriana ante cualquier crítica que se haga sobre él, y en nuestro medio son muchos.
En lo referente al destoreo, es eso, destoreo o sea no es toreo, uno va a una corrida de toros a ver torear, no a ver otra cosa o un remedo o sainete de lo que es torear, la pierna contraria por delante, no se usa totalmente en el 100% de muletazos o de otras suertes, ya que también tienes que ligar y en el giro la pierna se retrasa, pero se inicia siempre citando, planchando muleta y “sacando la pierna por delante” y eso llena de emoción que es una de las características principales cuando uno ve una corrida de toros. El destoreo puro en nuestra humilde opinión si es estafa, la relativización de eso o de buscar una línea imaginaria entre estas cosas me sabe a cuento chino y del malo.
En lo referente a las estocadas, los tratados de tauromaquia reconocen tres formas:
a.- El volapié, b.- el recibir al toro, y c.- la de un solo tiempo o lo que llamamos al encuentro, y esa fue la forma como mató Adame a ese toro.
Sobre los terrenos del toro, en nuestra opinión existen y eso lo explica muy bien el maestro Luis Francisco Esplá en sus conferencias, que estamos próximos a transcribirlas de lo que dijo cuando vino a Lima el 2013 traído por nuestra Peña. Todo trabajo referente a los toros depende únicamente de los ganaderos y su forma de selección y cuando una camada no sirve debe de ir al camal de forma íntegra, La selección puede corregir los defectos eso pasa por sementales, refresco de sangre etc, etc, y si demora ya que mínimo para ver un producto debe de pasar cuatro años e ir corrigiendo los defectos.

Finalmente sobre el libro de Navalón, yo sé, de un amigo que lo tiene y creo que se tendría que tener una copia, pero no es imposible de conseguirla, un poquito de paciencia y tendremos noticias al respecto, Esperamos que sus dudas queden absueltas.

viernes, 16 de enero de 2015

La polémica que genera las opiniones desacertadas de Simón Casas

 ustedes, compañeros en la afición a los toros, la fiesta no

 existiría


Los aficionados integristas recorren la historia de la fiesta pidiendo fuerza, trapío, edad y bravura a los toros, y toreros que sean capaces de poderlos. Encuentran la belleza, más allá de la pura plástica, en la resolución del enfrentamiento entre toro y torero con riesgo y majeza. El enfrentamiento entre las fuerzas de la naturaleza y la cultura, que la fiesta de los toros representa, no encuentra sentido como espectáculo, sino en el dominio del animal íntegro por el torero-héroe que le ha dado todas las ventajas que la tauromaquia permite, para crear belleza en la demostración del dominio del toro ...
...los aficionados integristas, impidiendo o retardando la degeneración de la bravura, al exigir riesgo en los toros, son determinantes en la evolución y mantenimiento de la fiesta de los toros.
Los aficionados integristas, fieles, apasionados, insolentes, irascibles, rigurosos, intransigentes, serios, iconoclastas, entregados, que se han ido reproduciendo a través de sucesivas generaciones y diversas situaciones sociales, siempre flanqueados por los mismos vicios e idénticas virtudes, han posibilitado que la fiesta de los toros siga siendo un espectáculo heroico e irrepetible donde triunfar sin riesgo es triunfar sin gloria.
Sin estos aficionados la historia de la fiesta de los toros no se habría escrito de la misma manera. Los pintores y los fotógrafos, esos artistas que desde Goya a esta parte han sabido retratarnos a nosotros y retratar incluso nuestras diferencias, se olvidarían para siempre de esta fuente de inspiración y de belleza. 

Sin ustedes, compañeros en la afición a los toros, la fiesta no existiría.

Andrés de Miguel - Adiós Madrid -

¡Aficionados, a defenderse!


El sermón de Simón Casas


"Hay que acabar con los 20 o 25 integristas que por su comportamiento en algunas plazas joden un espectáculo al que acuden 20.000"

Simón Casas en la presentación de la "Fusión Internacional por la Tauromaquia" 
Vía : Aplausos

Foto: tomada del mediometraje "Simón del desierto" de Buñuel

Simón Casas y el sexo



Eso de unos que "joden" no sé si tiene que ver con el sexo o con otra cosa. ¡Ay! el enigmático don SImón
Estimado señor Casas, don Simón:

Hacía tiempo que no tenía noticias acerca de sus opiniones, que siempre son dignas de tener en cuenta. Echando cuentas, creo que la última vez fue un ratito antes de una subida del pan. Cosas de los caprichosos mercados, basta que su ilustrísima abra la boca, para que el precio de la baguette se ponga por las nubes. En esta ocasión, valiente como siempre, no hay cortes de mangas tan de su estilo, ni tan siquiera desenfunda su lengua contra personas que ya no están entre nosotros, como son don Joaquín Vidal y don Alfonso Navalón, lo que le asegura que no va a ser contestado; usted, siempre con amplitud de miras, que lo mismo monta un tascuzo a la puerta de la plaza de Madrid, que pone boca abajo la plaza de Valencia, quizá para que caiga hasta el último céntimo de los bolsillos de los valencianos, ahora se pone a hablar sobre sexo. Le confieso que esto no me lo esperaba, aunque también le digo que no acabo de entender muy bien el sentido de sus palabras.

Habla de “20 o 25 integristas que joden el espectáculo al que acuden 20.000”. Pero eso es una bacanal, una orgía, el desenfreno más absoluto. 20 o 25 dando suelta a sus más bajas pasiones. Y los 20.000, ¿qué pintan en todo esto? ¿Son simples espectadores de esta cópula colectiva? ¿Desearían sumarse al acto?  ¿Simplemente esperan que todo eso acabe? No acabo de comprender el papel de tantos mirando a tan pocos. Que no se me malinterprete, pocos si nos paramos a pensar en el desequilibrio y la proporción. Hay mil sujetos, muy sujetos, siendo testigos de un hecho tan íntimo. Y esos 20 o 25, tan felices de contar con tan nutrida audiencia. Aunque puede que seamos los demás, los que buscamos la intimidad, los que estemos errados, pero ya ve, don Simón, cosas de la educación y la herencia judeo-cristiana. Va a ser eso.

Permítame don Simón que no salga de mi asombro, pues nunca creí que después de la doctora Ochoa, aquella señora que hablaba de sexo en la tele, fuera usted el que abordara el tema, aunque manejando cifras tan abultadas de actores y testigos, casi me recuerda más a aquellas sesiones del Plus los viernes por la noche, de aquellos intentos de aquella filfa de ver la tele con un colador de leche, de que si ponías un tenedor atravesado, que si guiñabas los dos ojos como si te deslumbrara el faro de Alejandría. En fin.


Pero no me puedo aguantar más, ¡Ea! Que lo tengo que decir, que no he sido justo con usted don Simón, que mi primer pensamiento no ha sido este del sexo. Si seré malpensado, que de llegué a creer que usted estaba hablando de los taurinos, los que día a día van minando la Fiesta, los que no reparan en que esto se degrade a pasos agigantados, con tal de embolsarse sus buenos dineritos, pero no me salían las cuentas, pues los “aprovechaos” son más de 20 o 25 y los aficionados igual no llegan a los 20.000. ¡Ah, ya! No iban por ahí los tiros; usted es un genio don Simón. Los 20 o 25 son los que intervienen en una corrida de toros, incluyendo los mulilleros, poniendo todos de su parte para perpetrar las más de las veces esa pantomima vergonzante en que se ha convertido la Tauromaquia, en su versión 2.0. Pero no le veo yo a usted con tan poca clase y tan mal gusto, imposible, no cabe en cabeza humana, usted, don Simón, productor taurino creativo audaz, el mismo que tantas y tantas veces ha demostrado que la Fiesta de los Toros le importa un bledo, que su único objetivo es la pasta, que el público suelte la mosca y calle para siempre, que los ganaderos y toreros cobren poco o nada sin atreverse a levantar la voz y que si hace falta poner en práctica estrategias poco... usuales para sacar una buena tajada, pues adelante con los faroles, pero no, ahora me doy cuenta que su sentencia llena de sabiduría y mala baba solo se relaciona con “Simón Casas y el sexo”.
Fuentes: torosgradaseis y Toro, torero y afición

jueves, 15 de enero de 2015

DESDE ESTE LUNES 19 DE ENERO EL PROGRAMA TORO 10 REAPARECE EN DIRECTO A LAS 8 PM

Estimados amigos, desde este lunes 19 en su horario habitual de las 8 PM reaparece TORO 10 en directo en su tercera temporada.
Analizaremos la Feria de Cali en la cual estuvimos presentes, comentaremos lo sucedido en Manizales y lo que se viene en Medellín por el 70 aniversario de la Macarena, donde en nuestra humilde opinión creemos que Diego Urdiales es el gran atractivo y donde un grupo de la Peña del Tendido 10 estará presente, sin dejar de lado nuestra realidad taurina local y nuestro granito de arena en el conocimiento de este complejo arte de la tauromaquia, asi que los esperamos este lunes 19 de enero a las 8PM. 

EMPEZAMOS EL 2015 CON NUEVOS AIRES PERO AVIZORANDO TORMENTAS PELIGROSAS

En efecto, empezamos este 2015 con ganas de defender la Fiesta en su verdadero concepto y que se resume en corridas de TOROS en donde el protagonista debe ser siempre el TORO, donde el matador es el engranaje necesario que hace que esa maravilla de la naturaleza pueda brillar y que paralelamente lo lleve al torero a la gloria, que no existiría si no es por él. Esa conjunción de TORO y torero es lo que hace que la lidia de reses bravas sea un espectáculo único y bello. Defensa que nos obliga a enfrentar a toda esa gama de personajillos que tratan de sacar provecho, utilizando para ello malas artes, para tratar de llenar sus alforjas y obtener una cuota de poder para satisfacer sus propios intereses, engañando al aficionado pagante y tratando de pilotear las opiniones con mentiras y engaños que dañan la Fiesta, con sofismas y teorías destructoras de la tauromaquia pura, que no ha cambiado ni debe de cambiar, porque al aceptarlas destruimos al TORO, sustituyendo por un remedo de animal, relativizando la suerte de varas, calificando la Tauromaquia pura como algo arcaico y decimononico, apoyando el latrocinio de algunos mercaderes que quieren hacer ver el destoreo, como la tauromaquia del siglo 21, esto es corridas sin TOROS, sin pica, sin cargar la suerte y que la suerte suprema sea premiada si es fulminante asi se mate en los bajos, trasero, y cuanta forma aberrante exista, convirtiendo la plaza en un camal o matadero de quinta.
Y lo que afirmamos no es una percepción, es la realidad nuestra y de otros países, el cáncer es igual aquí y en la China y para muestra basta estos ejemplos.
1.- En lo que se refiere a los mercaderes de la Fiesta (lease apoderados de toreros), estos sujetos son los culpables de que las figuras tengan toros seleccionados, se vengan de vacaciones a América, se alivien y no toreen como se debe, que tratan de influir en las autoridades para que se premie lo que no es debido, propician la corrupción de la prensa al entregar los famosos sobres y cortesías, se consideran los sumos pontífices del conocimiento y sus opiniones son ex catedram en materia de fe taurina, y al escucharlos cuando hablan de la problemática de la tauromaquia son peor que fariseos. Promueven el afeitado y siempre le echan la culpa a los toreros y se lavan las manos peor que Pilatos. En el fondo lo único que les interesa es cobrar su porcentaje y llenar sus bolsillos
2.- Los ganaderos que en la actualidad han perdido la dignidad se someten a los pedidos de los apoderados, reniegan de su herencia y de su raza, buscan en sus animales el producto que se consume actualmente que es el animal con toreabilidad (que es muy distinto al Toro Toro), lo que muchas personas lo etiqueta como el mono encaste (lease Domecq en muchas de sus variantes), porque los engreimientos de toreros y apoderados rechazan lo que los dificultan o los hace trabajar, bajo el sofisma de que "el publico quiere ver faenas largas de 40 a más muletasos". Producto de esto es que la emoción en las plazas se pierda y que el publico aficionado ya no quiera pagar un boleto, de allí que el cemento es consecuencia de esta corriente moderna.
3.- En nuestro país un mal que es de preocupar es la "autoridad", que es improvisada e ignorante, promotora de la corrupción, cómplice del engaño y la estafa al público pagante, fácilmente maniobrable para satisfacción de los mercaderes, En pocas palabras lo peor.
4.- Los que cubren toda esta miseria con un velo petreo es la prensa taurina, coludida con el engaño, defensora de los estamentos anteriormente descritos, sin dignidad y haciendo el papel de mendigos que satisfacen sus miserias con una credencial, cortesía , el almuerzo, el coctel o el sanguchito, que desinforma no sabemos si adrede o por ignorancia, que se presta a ser conserje de autoridades para salir en la foto (de este ejemplo existe prueba con una grabación puesta en internet de la ultima premiación de Acho), como diría la letra de un vals "que pena me da mirarte cuando te miro..", otros actúan de tratantes de ganado y otros son sanguijuelas que causan risa a los apoderados y ganaderos. Par no juntar paja con trigo en la prensa hay excepciones que cabe mencionar pero que no pasan de ser mas que los dedos de una mano.
5.- Por ultimo se encuentran los "vivos" ese publico que hace de entrar gratis a la plaza un deporte o un hobbie, que forman y dirigen a esa masa que bautizamos como el público clavelero, esos que piensan "que pobrecito el animalito, como lo van a maltratar en la pica, viste cuantos pases le dio?, lo mató lo mató..hay que darle las orejas, hoy voy a la plaza porque torea fulano.., esos reventadores como molestan, traete una cervecita para alegrar la tarde etc etc, que tratan de colarse a cuanto almuerzo, charla, o evento que se realiza y que obviamente si es gratis mejor, que con una ignorancia supina quieren formar parte del jurado que otorga los premios porque son amigos de tal y de cual y que no importa si se de esto, porque al final me dicen por quien debo votar.
Este penoso panorama es el que vivimos en la actualidad, es por eso que en el frente externo los antis nos dan con palo, es por eso que la gente entendida brilla por su ausencia en los tendidos, este es el escenario que recibe dentro de doce meses exactamente los doscientos cincuenta años de nuestra querida Plaza.
Pero no todo es malo, tenemos optimismo que se puede frenar esta crisis y revertirla. La actual empresa al parecer ha entendido el fondo del problema y desea aportar soluciones en consenso, Pero será en vano si no se sacude de los malos elementos y consejeros con quienes trabajaron en el 2014.
Vemos con optimismo una nueva generación de aficionados con deseos de formalizar sus grupos, crear peñas, instruirse y aprender, desean tener voz para pedir espectáculos dignos y que el engaño y la estafa se destierre, aficionados que quieren dar batalla contra la corrupción enquistada en algunos estamentos taurinos, al parecer nuestra lucha no ha sido en vano y eso da esperanza a la Fiesta.
Creemos que el presente año será marcado por toreros como Urdiales, Adame, Gallo, Del Alamo, Fandiño y toda esa pléyade que torean sin distinción cualquier encaste y que con sus actuaciones adecentan la Fiesta y pueblan ese cemento que es una vergüenza en las plazas. 
Ejemplo de lo bueno se encuentra en ese bastión llamado Francia, quien da el ejemplo de como se hacen las cosas, aficionados que dirigen sus espectáculos, que no permiten el gato por liebre, que sabe poner a cada uno en su sitio, Hay que seguir ese ejemplo, nuestra Plaza lo merece. 
Finalmente creemos que con buenos pilotos podemos amainar los temporales y tormentas que se presentan en los próximos meses, no tengamos miedo, denunciemos el fraude, acuérdense que nosotros pagamos y sostenemos el espectáculo, SIN TORO LA FIESTA ES UN CIRCO UN REMEDO, no permitamos que los sinvergüenzas triunfen.      

martes, 16 de diciembre de 2014

Saludos de Navidad

Que las celebraciones de la natividad de nuestro Redentor, sean motivo de reflexión, paz y amor en sus hogares, tengan ustedes unas felices fiestas de navidad y un venturoso año nuevo 2015, son los deseos de la Peña Taurina Tendido 10. Lima diciembre 2014 - enero 2015





lunes, 15 de diciembre de 2014

TORO TENDIDO 10 (15.12.14) el último programa de 2014

Estimados seguidores, hoy lunes 15 de diciembre a las 8 PM se transmitirá en directo su programa TORO 10 en su ultima presentación del presente año, reapareciendo en la segunda quincena de enero de 2015. Agradecemos al publico que semana a semana a crecido en sintonía, llevando solamente verdad de los hechos y nuestra opinión como aficionados de tendido.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Esta es para los claveleros seguidores del monoencaste (sin alusiones personales)

El monoencaste no es un juego, y menos en el siglo XXI.

¿Qué es el monoencaste? Aquella actitud histórica de las figuras, que consiste en querer torear un solo encaste, precisamente el más fácil, o mejor, el menos problemático. Antes del Domecq, como monoencaste  estuvo el Urquijo y el Galache, y antes,  la guerra que desoló los campos, y mucho más atrás, el Martínez; pero mejor, una digresión histórica: la tauromaquia conoce una época de esplendor en el tema ganadero a mediados de los años 40´s y 50`s, con el glorioso campo charro cuya decadencia contó el maestro Navalón en su Viajes a los toros del sol, de obligada lectura, y de donde saco los datos. Tal época dorada de la casta, la bravura en el caballo, las banderillas y la muleta, estuvo cifrada en hierros como el de don Alipio Pérez Tabernero, Miura, Cobaleda, Pablo Romero (siempre don Felipe de Pablo Romero), Escudero, Tulio e Isaías Vázquez ( o Isaías y Tulio), e incluso la aparición de Núñez y de las líneas de Conde de la Corte cuyo tronco parladeño era el más puro. Fue la gloria.

Luego viene la tristeza: se empodera el concepto de figura del toreo todo poderosa, con El Cordobés, torero que lleva al extremo sus exigencias. Recordemos que antes de él, ha sido otro califa, Manolete, quien ocupe el puesto de figura absoluta del toreo en su época, pero también es necesario que rememoremos que Manolete muere entre los pitones de Islero, un Miura, esto es, siendo la máxima figura de su época, estaba obligado a lidiar los hierros duros y míticos. Tras Manolete, ocupa el lugar de la batuta de la Fiesta, pero no de la época,  el genial Pepe Luis Vázquez, lidiando 10 años seguidos la corrida de Miura en su natal Sevilla, plaza en la que podía darse importancia, exigir e imponer. Como sea, lo de Manolete o le Pepe Luis, raya en el absoluto contraste con lo de El Cordobés, torero que copa su mercado y carteles con toros de Galache, los más blandos de la época.

¿Y eran blandos los Galache? No sé, porque entonces acude a la memoria esa anécdota del maestro Navalón: invitado a la finca que se alzaba como némesis del campo bravo, a Navalón le sueltan para torear en la placita de Hernandinos, vacas cinqueñas de Galache, enormes y encastadas , que el maestro debe sortear no sin aprietos. Concluye: "Galache tiene toros bravos, pero en el campo". En las plazas, lo lidiado por el Cordobés producía dudas razonables sobre su edad e integridad, y si uno lo piensa, era apenas lógico que un "salto de la rana" precisara de un toro lento, tontón, sin integridad en las astas y sin casta explosiva.

El monoencaste se revela ante nosotros en primera instancia como la trampa de los maestros, que acotan por la vía de lo fácil, en lugar de exigirse con hierros complicados, para darle dimensión a su maestría. Entre otras cosas, porque el toreo no puede ser un plan de jubilación. Y sin embargo, el monoencaste pasa de ser una trampa del maestro a una trampa para todo el sistema: si una clase de toreros copan el mayor porcentaje de un mercado, y solo lidian en tal copamiento un encaste, ocurre un monopolio que desequilibra las fuerzas y deja a muchas ganaderías al borde de la extinción, debido y con mucho, a que lidiar en pocas oportunidades equivale a tener menos dinero para la crianza del toro, y en últimas, de toda la ganadería.

Solo por lo anterior, es que uno puede trazar una relación entre el monopolio de lo Galache en aquellos años, y la total desaparición del esplendor del campo charro: mucho Galache es cada vez menos Graciliano Pérez Tabernero, mucho menos Pablo Romero; mucho Galache en las plazas, redunda en menos variedad, y más toros de Escudero en el campo, y finalmente en el matadero, ante la quiebra del ganadero.

Podemos resumir lo dicho así: a la variedad de encastes se le contrapone el deseo de un torero de solo lidiar el más fácil; tal torero, o mejor,  tal grupo de toreros, tienen el monopolio de los carteles en las ferias, o sea, el mayor número de corridas. Se establece un monopolio, que afecta la salud de las ganaderías anteriores, hasta que éstas no pueden aguantar el tirón y sobreviene la ruina económica; las ganaderías se extinguen, pues el monopolio avanza y hay cada vez menos espacio para la variedad de encastes.

Así que uno puede concluir que la manera más expedita de eliminar una ganadería, es sacándola del mercado;¿es así únicamente? Es entonces cuando la justicia de la historia, disfrazada de ironía, aparece ante nosotros: NO HAY UN SOLO MONOENCASTE EN LA HISTORIA QUE, CON LOS AÑOS, TERMINE TAMBIÉN EN EL MATADERO Y TOTALMENTE EXTINTO EN SU CONCEPTO DE TORO.

Lo anterior tiene una explicación aún más perturbadora: de tanto rebajar la casta del toro a pedido de las figuras, una ganadería termina desfondándose, o perdiendo toda reata que tenga casta, produciendo progresivamente toros cada vez más nobles y domesticados, que al final no van a servir para la lidia, pues no embestirán de bravos, resultando toros que ya no son de lidia, sino otra cosa. Si alguien quiere entender esto mejor, que estudie el progreso de degradación que ha sufrido todo monoencaste en la historia (Martínez, Urquijo, Galache) y que observe cómo camadas enteras, de un año para otro, se quedaron en el campo, y tuvieron que marchar a paso de cabra hacia el frío de los mataderos.

Es inevitable que cada monoencaste pierda su bravura. Si uno compara los toros de Victoriano del Río con que José Tomás cortó 4 orejas en Madrid en el 2008con los toros de la misma ganadería que este año se llevaron ridículamente el premio a mejor encierro del San Isidro, uno encuentra diferencias abismales de presentación, casta, comportamiento, modo de embestir e incluso duración. Mientras Tomás los lidió en los medios y los cerró para matarlos, a los toros de Victoriano de este año se les toreó en las rayas. ¿Y qué decir de Zurcidor, Beato, los Ventorillos e incluso los Jandillas lidiados por César Rincón, comparados con lo que hace dos años viene saliendo? Es un ejercicio tan interesante como deprimente,el contrastar toros de monoencaste de la década pasada con los toros de estos últimos 3 años; así que si el lector no hace ejercicios melancólicos, es mejor que no contraste nada.

¿Y cuál es el lío, si con una actitud mediocre podemos justificar a las figuras de hoy, diciendo que en los años 60`s también había monoencaste y fraude? Hay una pequeña diferencia: el toreo hoy sufre un momento de depresión tremendo, con una reducción de festejos y de públicos, en parte por la embestida antitaurina, y en parte por la corruptela del sistema actual, a lo que hay que sumarle la politiquería en torno a la abolición: 3 males para llorar. La comparación histórica además no puede ser cierta: si El Cordobés impuso un encaste en el grueso de los carteles, también es cierto que las otras figuras de la época estaban obligadas aún a preservar la diversidad de encastes. Por eso uno ve que El Viti en aquel año de 1965, abrió dos veces la puerta grande de Madrid: una con monoencaste, sí, y la segunda con toros de Miura. Lo mismo para el resto de figuras (Camino, Puerta, Ordoñez y su Palha en Bilbao), actitud que incluso puede rastrearse finalmente hasta la figura de Ponce, que mata todos los encastes; pero después de él, el diluvio. Cuando entonces nos preguntamos la diferencia con la situación actual, debemos respondernos que las figuras de hoy, a diferencia de las de antes, no lidian diversidad de encastes ni hierros bravos. Los toros bravos están siendo lidiados en Francia, pues en España, 2de cada 3 toros lidiados son de encaste Domecq. En la imagen que inicia esta publicación (sátira realista o realismo de la sátira) , podemos ver una relación correspondiente a este año, que arroja un panorama desolador: todos los encastes que no son Domecq o Núñez, tienen una situación crítica y están perfilados para la extinción.

¿Y si Francia, ante el evidente envejecimiento de su afición, termina también por reducir festejos, y los hierros se van al matadero, y tiempo después el monoencaste toca fondo? No es una pregunta apocalíptica, alarmista o mal sustentada: es lo que tenemos que pensar, pues si no lo hacemos, hay una alta probabilidad de que la tauromaquia se muera, y no por antis, políticos oportunistas o sistemas económicos insostenibles: se acaba, porque ya no hay toro que torear.


Lagarto, bravísimo toro de Cebada Gago, lidiado en Francia y no en España

Así que, lejos de imaginar que las figuras sin toro se dignen a  lidiar entonces la casta navarra o la casta portuguesa cuando ya no tengamos ganaderías, debemos como aficionados preguntarnos algo: si las figuras del toreo, que son 11 hombres, tienen el poder de actuar en más del 70% de los carteles lidiando SOLO MONOENCASTE, ¿por qué no exigimos que salven de la extinción a Concha y Sierra, toreando por lo menos 4 corridas de este hierro al año? 11 hombres para 4 de Concha y Sierra, un hierro que ayudó a cimentar las bases del toreo moderno en aquellas míticas tardes cuando Joselito y Belmonte  toreaban los salpicados. 11 hombres que solo tendrían que matar dos toros de Concha y Sierra al año. ¿Es tan difícil? ¿Y si esto lo hicieran con los 16 encastes en peligro? Un torero como Morante, de las figuras el que menos torea, puede actuar 25 tardes en Europa al año. Bajo el modelo de la diversidad de encastes, solo tendría que torear 4 tardes con hierros distintos al Domecq, en especial los hierros en estado crítico, y le quedan 21 tardes para hartarse con toros de Victoriano, Garcigrande, Domingo Hernández, Daniel Ruiz, Jandilla, Jandilla, Jandilla, Jandilla, y otra vez Jandilla. Y Jandilla.


Este año, los últimos Coquillas de Sánchez Fabrés terminaron en el matadero. ¿Cuál fue nuestra respuesta, además del terrible acto de dignidad del colectivo Pedro de Llen? La respuesta de Francia es llevarse los toros de Concha y Sierra para su territorio, antes que verlos en un matadero, prefigurando que en España no les queda más opción. Pero es necesario insistir en que el modelo francés no puede resistir el resto de España, pues con los años no se resistirá a sí mismo, ante el envejecimiento de la afición. ¿Qué pasará entonces?



La Plaza de Céret, la más seria del mundo, tiene como política no repetir encastes durante el año, garantizando en sus dos ciclos la mayor variedad. Pero esta heroica labor no puede sustentar todo un sistema, que involucra a más de 8.000 reses bravas en peligro de extinción. Lo de Galache y lo de Urquijo se quedaron en el campo, y terminaron en el matadero, y tales monoencastes fueron reemplazados por la armonía del Domecq, con su explosión en el último tercio, su transmisión y recorrido, pero, ¿hemos visto algo de eso en 20 tardes de monoencaste en Madrid 2013? O peor, ¿Es imaginable una corrida de Jandilla como las dos echadas en Madrid, pero en Céret? Hay una Fiesta que se equivoca, y otra que no está equivocada.


Después, se nos revela mezquino que 11 hombres que copan la mayoría de carteles, estén matando la diversidad de encastes, y con ella, al toreo. El monoencaste no puede ser más un premio, ni una exigencia, ni un supuesto requisito para hacer arte, porque el genial y gran Pepe Luis hizo ARTE con Miuras 10 años seguidos en La Maestranza. Uno tiene que estar absolutamente seguro de algo: a las figuras no les hace falta valor, quizá sí costumbre, para medirse a un Concha y Sierra, un Partido de Resina o un Vega Villar o un Urcola: ellos huyen de estos encastes porque nosotros se lo permitimos; así que en el fondo, los perros que huyen del becerro somos nosotros, que tenemos miedo a mirar si las verónicas de Morante o el temple de Manzanares, o la técnica de El Juli, son reales o posibles con la embestida de un Pedrajas, por ejemplo. Sucede y pasa que la grandeza de Joselito y Belmonte, consistió en adaptar un concepto del toreo al toro duro de la época: hoy, es el toro quien tiene que adaptarse a un concepto del toreo, y esto nos lleva a un holograma de la realidad que algún día se romperá definitivamente.


Al tópico argumento de que con los hierros duros no se puede hacer el toreo de arte, hay que responder que ni siquiera sabemos si el temple de Manzanares es posible con un Cuadri, pues esto solo se sabrá el día que se pare frente a uno.¿Acaso Morante no bordó el toreo por verónicas con Victorinos en Sevilla durante la feria del 2009? ¿Acaso Ponce no ha toreado con el mismo arte todos los encastes? También hay una percepción del toreo como valor, que me permito explicar con un ejemplo con el que no espero ofender, y si lo hago, ofrezco mis más humildes disculpas, pues intento explicar un principio, y no urdir insultos: hasta que entendamos la necesidad de la variedad de encastes, nos seguirá pareciendo que Padilla tras perder un ojo, adquirió de ipso facto el don del temple, ya que ahora torea más lento que cuando tenía sus dos ojos: el aficionado entenderá que no es temple, es el toro de monoencaste que Padilla lidia ahora: de tal suerte están hechas todas las falsedades de las figuras, el sistema, y el monoencaste. Si a alguien le parece que lo anterior participa de una ironía inaceptable, es necesario recordar que lo inaceptable será ver próximamente a los Concha y Sierra en el matadero. En cualquier caso, presento nuevamente excusas por el ejemplo.


Concha y Sierra, al borde de la extinción mientras en Madrid fracasaron 19 tardes de  Monoencaste

Pablo Romero en el campo, y no en la plaza.

Coquilla de Sánchez Fábrez: extinto 

Prieto de la Cal, no para Madrid, sino para Francia.